Bisabuela enferma de 93 años podría ser deportada de vuelta a un país donde ya no tiene familia

Estilo de vida y salud

June 8, 2019 02:53 By Fabiosa

Los últimos días de una persona en la Tierra deben pasarse con gente que la ama y se preocupa por ella. Estos últimos momentos deben estar rodeados de risas y sonrisas, incluso mientras las personas salen de este plano.

Bisabuela enferma de 93 años podría ser deportada de vuelta a un país donde ya no tiene familiabbernard / Shutterstock.com

Lamentablemente, una bisabuela de 93 años no ha recibido este derecho fundamental por parte del gobierno australiano y su familia está pidiendo clemencia en su caso.

Mollie Manley va a ser deportada a Inglaterra después de pasar 11 años en Australia. ¿El motivo? El sistema de salud australiano ya no puede permitirse el lujo de cuidar de ella.

Bisabuela enferma de 93 años podría ser deportada de vuelta a un país donde ya no tiene familia93-year-old mollie manley deportation© www.sbs.com.au

Mollie se mudó a Australia desde Somerset, Inglaterra, para estar cerca de su familia. Todos viven en Australia: su única hija y su yerno, tres nietos y nueve bisnietos.

Ella no tiene a nadie que la cuide y se haga cargo de ella en Inglaterra.

La familia de Mollie está rogando al gobierno australiano que deje a la bisabuela en paz, ya que todo lo que  Mollie desea es morir pacíficamente en su cama rodeada por su familia.

Mollie sufrió recientemente un derrame cerebral y su familia se reunió lista para despedirse; sin embargo, la bisabuela sobrevivió a la dura prueba y tuvo que solicitar un visado para padre de edad avanzada.

El gobierno australiano tiene el derecho de rechazar un visado para personas mayores si tienen un problema de salud con un costo de $40,000  en total. Lamentablemente, el tratamiento de Mollie costará $145,000 en los siguientes tres años.

El 12 de mayo les informaron a los hijos de Mollie que la visa había sido denegada y le dieron 28 días para salir del país.

La familia de Mollie tenía miedo de que la bisabuela no sobreviviera al viaje en avión de vuelta a Inglaterra, ya que ella está demasiado frágil y necesita estar con su familia.

El señor Rowe, su yerno, quien trasladó a su familia a Australia hace 15 años, ha escrito a la oficina de Asuntos Internos para suplicarles que reconsideren su decisión.

La señora Oliver, nieta de Mollie, lleva a sus tres hijos - Logan de 9 años, Evan de 7 y Jasmine de 3- a visitar a su bisabuela todos los días.

La señora Oliver ha expresado lo devastada que está y confesó que sus hijos no han sido informados de la posible deportación de su bisabuela.

 

Ni siquiera la misma Mollie sabe la triste noticia. La nieta  dijo: 

She's not a drain on the society; she's a 93-year-old lady who is going to die peacefully in her bed.

Ella no es una fuga en la sociedad; ella es un señora de 93 años que va a morir pacíficamente en su cama.

La familia está esperando una respuesta del gobierno. Nuestros corazones están  rotos al igual que los suyos y esperamos que reciban una respuesta favorable.