ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

10 alimentos que las mujeres mayores de 40 deberían eliminar por completo de su dieta

Fecha 6 de junio de 2018

Es un hecho conocido que a medida que se envejece, el cuerpo ya no procesa las calorías de la misma forma. Por lo tanto, estas se almacenan en el cuerpo causando sobrepeso. Es por ello que hay hacer esfuerzos extras para mantenerse en forma, especialmente a partir de los 40 años.

El metabolismo se vuelve más lento y por esta razón, hay que consumir menos calorías. A medida de que se envejece, la masa muscular decrece y los alimentos de altas calorías se transforman en grasa almacenada y no en energía.

Es importante alimentarse bien en cada etapa de la vida. Sin embargo, es recomendable evitar ciertos tipos de alimentos después de los 40 años para así evitar esos kilos de más tan difíciles de sacarse de encima.

1. Salsa de soya

Si bien es deliciosa y da un sabor muy especial, no es tan inocente como parece. La salsa de soya contiene grandes cantidades de sodio y azúcar; ambas sustancias sumamente dañinas para los riñones y articulaciones.

D_M / Shutterstock.com

2. Vegetales enlatados

Para conservarlos, estos vegetales tienen siempre más sal y azúcar que sus versiones naturales. Es mejor recurrir siempre a lo natural y evitar estas calorías de más.

Julie Clopper / Shutterstock.com

3. Soda dietética

No hay que confiarse por la palabra "dietética" en la etiqueta. El exceso de cafeína, fósforo y ácidos carbónicos de estas bebidas no son buenas para la salud.

Marcos Mesa Sam Wordley / Shutterstock.com

4. Yogures saborizados

Yogur con fresas o bananas suena como algo saludable, ¿no? Si son caseros, vale la pena, pero los yogures industriales son altos en calorías, azúcares y deben ser evitados.

puhhha / Shutterstock.com

5. Granola

Es mejor desayunar con avena. La granola tiene mucha más azúcar de lo que parece.

almaje / Shutterstock.com

Quizá te interese: Finalmente explicado al detalle: La diferencia entre los carbohidratos "buenos" y los "malos"

6. Mantequilla de maní

Es un buen alimento, pero con más de 40 años es mejor evitarla. Cada cucharada tiene 100 calorías, por lo que un sandwich de mantequilla de maní es una terrible idea.

Fortyforks / Shutterstock.com

7. Margarina

Esta sí que no es buena a ninguna edad, pero después de los 40 es aún peor. Contiene grasas trans, las cuales evitan que los tejidos del cuerpo se hidraten apropiadamente.

JPC-PROD / Shutterstock.com

8. Cenas para microondas

Son perfectas para las personas ocupadas, pero estas versiones instantáneas contienen mucho sodio, sustancia que hace retener líquidos y por tanto, peso indeseado.

Monkey Business Images / Shutterstock.com

9. Productos horneados industriales

Las galletas y dulces caseros, hechos con ingredientes de buena calidad, no son tan dañinas para una dieta saludable. Sin embargo, los productos horneados industriales como las galletas o tortas, contienen mucha azúcar, grasas trans y conservantes artificiales.

Agave Studio / Shutterstock.com

10. Snacks

Chips, Doritos, papitas, etc. Todos tienen en común una exagerada cantidad de preservantes, saborizantes y sodio. Todos estos son malos para la piel, corazón, estómago y sobretodo, con el peso.

Akarat Thongsatid / Shutterstock.com

La calidad de la comida que se consume, se refleja en el cabello, piel, músculos y articulaciones. Es imposible ponerse más jóvenes, pero con una correcta alimentación es posible saber responder a los cambios que ocurren en el cuerpo después de los 40. Consumiendo productos naturales, bajos en calorías y llenos de vitaminas y minerales, es posible mantener un look radiante y juvenil sin importar la edad.

Fuente: BestLife

Quizá te interese: A pesar de que las frutas son muy buenas, existen 5 que nunca deben consumirse cuando se sigue una dieta


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.