Profesora de biología descubrió un método original para enseñar sobre el cuerpo humano y se volvió viral

Inspiración

July 30, 2019 03:20 By Fabiosa

A medida que el mundo sigue avanzando, las estrategias educativas también deberían seguir el mismo ritmo. Hoy en día, los jóvenes se encuentran expuestos a muchas más distracciones que los estudiantes de otras épocas, por eso es importante que los docentes encuentren formas más creativas de llamar su atención y motivarlos para que aprendan. Teniendo dicha premisa en cuenta, una maestra parece haber dado con la técnica perfecta.LStockStudio / Shutterstock.com

Abordaje poco común.

Muchos profesores intentan aplicar métodos de enseñanza algo inusuales para ganarse el interés de sus alumnos. Por ejemplo, existe una metodología de aprendizaje conocida como educación espaciada que incentiva a que los niños aprendan mientras juegan. Algunos estudios han demostrado que esta técnica puede ayudar a que los más pequeños retengan el conocimiento con mayor facilidad.

La técnica de Debby.

Debby Heerkens es una docente que ha desarrollado un método innovador para enseñarles a sus estudiantes acerca del cuerpo humano.

Durante sus clases, Heerkens comienza a “quitarse la ropa” y deja al descubierto un traje especial que lleva debajo de sus prendas. Este traje tiene ilustraciones realistas de los órganos y de las diferentes partes del organismo. Tras usar el factor sorpresa para llamar la atención de sus alumnos, comienza a hablar sobre las funciones de órgano, sistema y aparato.

Hace algún tiempo, se viralizó un video de una de sus clases que ya fue visto más de 7 millones de veces. Los estudiantes parecen estar muy interesados en lo que la profesora les está contando. Sus risas dan a entender que la están pasando bien mientras aprenden.

Es posible que la representación visual ayude a que los jóvenes aprendan mejor.

Otra maestra especial.

Hace algunos años, se conoció el caso de la señorita Thom, una maestra que fue catalogada como una verdadera heroína luego de que les enviara a sus alumnos una tarea muy particular.

Para ayudarlos a que se preparen para un examen, les ofreció consejos a los niños para que aprendieran a relajarse. La tarea incluía ideas muy divertidas como andar en bicicleta o tomar helado.

La señorita Thom también es conocida por agregar palabras motivacionales en las evaluaciones que les toma a sus alumnos. En una de ellas, les escribió un recordatorio de que no debían preocuparse ya que esa era su tarea. Sin duda, ningún niño se negaría a estudiar si todos recibieran la misma contención.

Los casos de Debby y la señorita Thom son un verdadero ejemplo de cómo una idea poco convencional puede inspirar el amor por el aprendizaje en niños y adolescentes.