PSICOLOGÍA

Mujer con 262 kilos logró perder el 65% de su peso y cumplir su sueño de convertirse en chef

Date July 11, 2019 02:16

Tener exceso de peso o ser obeso puede ser perjudicial para la salud, pues pone en riesgo a las personas frente a una gran cantidad de enfermedades, incluyendo problemas relacionados con el corazón.

Mujer con 262 kilos logró perder el 65% de su peso y cumplir su sueño de convertirse en chefCreativa Images / Shutterstock.com

En ese sentido, hay un montón de gente luchando con su peso, pues no se sienten cómodos con él: personas como Olivia, por ejemplo, están haciendo todo lo que esté a su alcance para perder unos cuantos kilos.

La historia de Olivia.

Olivia apareció en la temporada 2 del programa My 600lb Life en 2014; ella soñaba con ser chef, pero tuvo que detener sus aspiraciones de forma momentánea debido a su peso (ella tenía un poco más de 262 kilos).

En conclusión, estaba inmóvil y a veces tenía que usar una silla de ruedas para poder desplazarse y realizar sus tareas cotidianas.

Luego de reunirse con el Dr. Nowzaradan, comenzó su trabajo en función de volverse lo que quería ser.

Muy determinada, la mujer logró perder alrededor del 65% de su peso original y bajó a un poco más de 90 kilos: gracias a su actitud, ella continuó manteniendo un estilo de vida saludable (no quería volver a ganar todos esos kilos).

Ahora, Olivia está luchando por sus sueños; en este momento, es una persona independiente y muy distinta a la que conocimos en el programa.

Estoy tan feliz de que mis sueños ya no solo sean ideas o planes para el futuro; ahora están empezando a cumplirse.

Olivia trabaja como chef y está muy orgullosa por su nueva vida.

No se trata solo de mis sueños, sino además de mi independencia.

Otra historia inspiradora.

Melissa Morris es otro ejemplo de dedicación para todos los interesados en perder peso; ella una vez tuvo 296 kilos pero, con mucho esfuerzo, pudo bajar a 71 (su cuerpo era el impedimento que tenía para cumplir su sueño de tener hijos).

Pero ahora Melissa es una mamá feliz y, a pesar de estar divorciada, está decidida a mantenerse saludable.

Tanto Olivia como Melissa son ejemplos de que nada puede detenernos a la hora de cumplir nuestros sueños; la clave está en no darnos nunca por vencidos: ¿no crees?