Mamá inicia una guerra legal contra los maestros que lastimaron a su hija autista y no fueron procesados

Inspiración

February 9, 2019 00:45 By Fabiosa

Una madre decidió buscar justicia legal tras enterarse de que los maestros que lastimaron a su hija autista podrían quedar impunes.

Mamá inicia una guerra legal contra los maestros que lastimaron a su hija autista y no fueron procesadosTatyana Dzemileva / Shutterstock.com

Quizá te interese: Todo un milagro: niño autista que no hablaba oye la canción "Aleluya" y empieza a cantarla

Pero veamos primero qué es el autismo.

El autismo es una amplia gama de trastornos graves del desarrollo que afectan la capacidad de comunicarse e interactuar con los demás. A menudo se caracteriza por desafíos con las habilidades sociales, comportamientos repetitivos, habla y comunicación no verbal.

Debido a esta condición, algunos niños se convierten en víctimas de abuso y acoso, tanto físico como emocional.

Mamá inicia una guerra legal contra los maestros que lastimaron a su hija autista y no fueron procesadosPhotographee.eu / Shutterstock.com

Los signos más evidentes de abuso son contusiones inexplicables, pérdida de peso, cambios de comportamiento y el rechazo consciente de ciertas personas o lugares.

Este fue el caso de una chica de secundaria, de 16 años, que llegó a casa llena de moretones después de que fuera fácilmente sometida debido a su autismo.

La furia de Claire.

Fue una sorpresa para la madre soltera, Claire Nossiter, cuando su hija de 16 años, Lyndsay, regresó a casa de la escuela con moretones muy feos en la cara y el cuerpo.

La escuela en cuestión es Bothwellpark High, de North Lanarkshire, Escocia.

En ese día fatídico, Lindsay llegó a casa del colegio con un moretón en la mejilla tan serio que el doctor que la examinó llegó a sospechar que podría tener la mandíbula rota.

Su madre dijo que recibió una llamada de la escuela diciendo que su hija se había "vuelto agresiva" y que tuvo que ser restringida, dando como resultado un pequeño moretón en su mejilla.

Claire le señaló al Daily Record:

No podía creer el estado en que se hallaba. Había moretones por todo su cuerpo. Parecía que había estado en un accidente automovilístico y no en la escuela.

El Consejo de North Lanarkshire realizó una investigación y concluyó que los dos maestros que habían restringido a Lyndsay habían "actuado adecuadamente", pero una queja presentada por la madre de la niña condujo a una segunda investigación.

Quizá te interese: Realmente triste: acoso escolar por parte de la directora a un niño autista de 11 años

En esta ocasión, los maestros fueron acusados de "conducta culpable e imprudente", aunque los cargos fueron desestimados más tarde debido a la falta de pruebas admisibles.

Sin embargo, Claire Nossiter no está lista para tirar la toalla, ya que ahora planea demandar y llevar el caso a un tribunal civil. Ella está completamente decidida a conseguir justicia para su hija.

MADRE DEMANDARÁ AL CONSEJO POR LAS LESIONES DE SU HIJA DISCAPACITADA

Furia debido a que la Corona retiró los cargos [en contra de los maestros].

Cómo detectar el abuso.

Para garantizar la seguridad de las personas autistas, primero debemos reconocer los signos del abuso al que han sido sometidas.

  1. El abuso físico, que incluye palizas y otras formas de castigo corporal excesivo, a menudo deja una o varias huellas.
  2. El descuido de cosas esenciales como la comida, un refugio adecuado y la falta de tutela también es una forma de abuso.

Mamá inicia una guerra legal contra los maestros que lastimaron a su hija autista y no fueron procesadosAfrica Studio / Shutterstock.com

Es triste que Lindsay haya experimentado tal trauma a manos de sus maestros, quienes se supone que son de confianza, o al menos deberían serlo.

Sin embargo, los padres deben tener cuidado al registrar a sus hijos en cualquier escuela y hacer lo que puedan para luchar por la seguridad y el bienestar de sus hijos al interior de esas instituciones de enseñanza.

¿Qué opinas de este caso, crees que la mamá de Lindsay consiga la justicia que su hija se merece?

Quizá te interese: No cierres los ojos: aprende las opciones que tienes para reportar debidamente un caso de abuso infantil