PSICOLOGÍA

La increíble y desgarradora historia de las gemelas siamesas que sacudió al mundo el siglo pasado

Date May 8, 2018 22:27

Hace mucho tiempo, antes de que Paris y Nicky vivieran la vida de ensueño, hubo dos hermanas Hilton cuyas vidas estuvieron muy lejos de ser perfectas.

gettyimages

Las gemelas siamesas Daisy y Violet Hilton nacieron en Inglaterra en 1908. Su madre, una mesera pobre y madre soltera llamada Kate Skinner creía que Dios le envió siamesas como castigo por haber tenido relaciones sexuales sin estar casada.

 

Daisy y Violet estaban unidas en la cadera. Para la época, eran las únicas siamesas en el Reino Unido que sobrevivieron más de unas semanas. Su madre las abandonó y Mary Hilton, la dueña del bar donde trabajaba, adoptó a las gemelas. Pero no fue por bondad o buena voluntad, sino porque vio en ellas la oportunidad de ganar mucho dinero.

A los tres años, Violet y Daisy fueron presentadas en un circo itinerante. Con él, hicieron un tour alrededor del mundo para finalmente establecerse en Estados Unidos. Para Hilton las niñas no eran más que propiedad de la cual se podía sacar dinero. La mujer a quien llamaban “Tía” las maltrató severamente durante años.

Después de la muerte de Hilton, las gemelas fueron tratadas de nuevo como propiedad y heredadas a la hija de Hilton, Edith Meyers, quien las trataba incluso peor de lo que su madre lo hacía.

Meyers se negó a darles educación y las obligaba de forma cruel e inhumana a entrenar para aprender a bailar y tocar instrumentos musicales. Esto con la intención de que su show fuese más atractivo y ella pudiera ganar más dinero.

 

Quizá te interese: Carmen y Lupita, dos siamesas apunto de morir, desafiaron todo pronóstico y ahora son dos hermosas señoritas

Mayers y su esposo siguieron abusando de las gemelas y las chicas siguieron haciendo sus presentaciones incansablemente sin recibir ni un centavo de sus ganancias.

Cuando tenían 23 años de edad y estaban en la cumbre de su fama, las siamesas tomaron cartas en el asunto; demandaron a los Meyers y finalmente fueron liberadas de su esclavitud.

Continuaron presentándose pero la fama y el dinero con el tiempo fueron disminuyendo. Las chicas, no acostumbradas a su libertad y al dinero que recibían, comenzaron a relacionarse con muchos hombres y se casaron varias veces.

Con el pasar del tiempo, se dieron cuenta de que habían despilfarrado su dinero e intentaron desesperadamente recuperar su fama.

Participaron en diversas películas, pero no tuvieron éxito. También intentaron abrir un puesto de perros calientes en 1955, pero los comerciantes vecinos no fueron muy receptivos.

Su última aparición en público fue en Charlotte, Carolina del Sur, en 1961 después de la cual fueron abandonadas por su manager sin un centavo ni para comer.

Finalmente, cuando ya no les quedaba nada, consiguieron un trabajo como cajeras en una tienda de abarrotes. Se dice que en él encontraron la paz y la normalidad que nunca habían tenido.

Ahí estuvieron hasta 1969, cuando no se presentaron a trabajar. Días después la policía encontró a las dos hermanas muertas en donde vivían. Ambas murieron a causa de un virus gripal. Según la autopsia, Daisy murió primero y Violet unos días después.

Source: HuffingtonPost

Quizá te interese: Estas siamesas hicieron historia en 2002: Ya fueron separadas y nos cuentan cómo ha sido su vida