Niño secuestrado fue liberado milagrosamente por lo que hizo: Cantó un himno cristiano

Inspiración

September 10, 2018 22:47 By Fabiosa

En ocasiones, la lucha entre el bien y el mal nos parece un asunto de película o de historias fantásticas. Sin embargo, un pequeño niño que logró escapar de las garras de sus secuestradores puede dar fe de lo poderoso que puede ser ponerse del lado del bien a la hora de estar en una situación difícil.

Caleb Kinchlow / YouTube

Willie Myrick, de apenas 10 años de edad, fue secuestrado y llevado muy lejos en un automóvil por sus secuestradores.

MIA Studio / Shutterstock.com

Pero en el camino de más de 3 horas, Willie no dejó de hacer algo que era usual para él cuando sentía miedo, cantar una canción cristiana de Hezekiah Walker llamada 'Every Praise' ("cada alabanza"). Sus secuestradores, se irritaron, comenzaron a gritarle y a amenazarle para que se callara, pero el chico seguía cantando.

Caleb Kinchlow / YouTube

Llegó un momento en el que los secuestradores no pudieron soportarlo más y dejaron ir al niño, sin hacerle ni un rasguño y solo con la terrible experiencia como recuerdo.

KeemMiDo / Shutterstock.com

Willie compartió su historia en una iglesia local a la que asiste, en un evento que se hizo para celebrar que el chico estaba sano y salvo. El niño de 10 años contó que sus secuestradores le dijeron que no le dijera nada a nadie, mientras le abrieron la puerta para liberarlo.

Quizá te interese: Galán de 2 añitos sustituyó a su hermano oficial de la marina en la graduación de su novia

Caleb Kinchlow / YouTube

Walker, el cantante de la canción que cantó el niño, también fue invitado al evento, algo que fue muy emocionante para el pequeño. El cantante dejó salir sus sentimientos confesando que "nunca se sabe a quién se va a tocar con una canción".

gettyimages

Esta es la canción Gospel de Hezekiah Walker que el valiente Willie Myrick no dejó de cantar durante su secuestro.

Cuando las dificultades llegan, se hace fácil subestimar las armas con las que contamos. Pero este chico, al no tener nada más a qué recurrir que a su fe, logró vencer a estos criminales de una forma muy simple: haciendo que el bien tome su lugar natural sobre todo lo malo.

wavebreakmedia / Shutterstock.com

Fe y persistencia, son dos cosas que ya no son tan comunes en nuestro problemático mundo, pero la mayoría de las veces, es todo lo que hace falta para ser felices y estar siempre a salvo.

Quizá te interese: 7 Fotos que revelan que los hombres fuertes también pueden ser unos padres adorables y dedicados