Amor del bueno: Este hombre de apenas 81 centímetros logró casarse con la mujer de sus sueños

La historia de Sean Stephenson es realmente inspiradora. Su vida demuestra que sufrir de alguna discapacidad no tiene porqué definir la vida de una persona. Él nació con osteogénesis imperfecta (llamada también "huesos de cristal"). A la edad de 38 años, mide apenas 81 centímetros de altura. Pero a pesar de su discapacidad, Sean encontró una forma de serle útil a la sociedad y a sí mismo, convirtiéndose en un orador motivacional, aprovechando su personalidad divertida y extrovertida. ¡Todo el mundo lo recuerda con una sonrisa!

Muchas personas, piensan que Sean, como muchos otros seres humanos con discapacidades, están condenados a vivir sus vidas solos, sin encontrar nunca el amor. Sin embargo, nada está más alejado de la realidad y así lo demostró Sean. Este pequeño gigante logró encontrar a su verdadera alma gemela, con quién demuestra que el amor verdadero sí existe.

El amor todo lo puede:

Sean Stephenson y Mindie Knis se conocieron en 2009, cuando ella escuchó sobre los poderosos discursos de motivación que daba Sean. Mindie se intrigó por el gran espíritu positivo de Sean y se decidió a conocerlo finalmente.

Quizá te interese: ¿Cómo reducir las arrugas alrededor de los ojos?: 5 remedios caseros simples, pero muy efectivos

Tuvieron una primera cita y Sean, no pudo evitar darle un dulce beso. Desde el primer momento que ella era la mujer para él. Se casaron en 2012 y desde entonces han sido más felices que nunca. El mismo Sean no puede creer lo feliz que es, pero sabe que su amada, también es muy feliz con ella:

Es una alegría el estar casado con esta mujer, no pasa ni un día en el que no le diga que la amo, al menos 8 mil veces. La gente cree que ella es dulce por estar enamorada de mí, pero se equivocan, yo siempre cuido de ella.

Claro, han tenido algunos problemas en el camino. Muchos les hacen burlas, especialmente en Internet, pero a estos tórtolos no les interesa, ellos siguen felices con su matrimonio y su felicidad.

La enfermedad de Sean no solo lo hace ser más pequeño, sino que también hace que sus huesos sean extremadamente frágiles. De hecho, para él, una simple caída se puede convertir en una fractura y hasta resultar en algo fatal.

Al final, lo importante es que Sean y Mindie están profundamente enamorados y para ella, Sean no es una persona discapacitada sino el amor de su vida.

¡Qué hermosa e inspiradora pareja! ¡Les deseamos lo mejor!

Fuente: Barcroft.tv, Health Line

Quizá te interese: La aerolínea Emirates es duramente criticada: Expulsó de un vuelo a un chico autista y a su familia (Video)