VIDA REAL

Madre asombra a médicos y familiares con su enorme panza y más de 40 kilos ganados en su embarazo

Date October 8, 2018 17:20

Para muchas mujeres la llegada de su primer hijo es una emoción y todas aman tomarse fotos con sus pancitas de embarazada. Pero para Lara Carpenter-Beck, el asunto se salió un poco de las manos.

Lara tenía una barriga tan grande, que cuándo tenía apenas 12 semanas de embarazo, ya le preguntaban si estaba cerca de dar a luz. 

Ella explicó que es paciente de diabetes 1, enfermedad que le fue diagnosticada algún tiempo antes del embarazo.

Lo normal era que por su condición ella ganaría más peso durante su embarazo, pero nunca se esperó que la realidad fuese tan extrema. 

Con apenas 32 semanas de embarazo, la bebé ya pesaba lo que suele pesar un feto que ya listo para el parto. 

La bebé nació a las 36 semanas y la barriga de Lara era de un tamaño impresionante, había ganado más de 40 kilogramos adicionales de peso y la bebé, Savannah, tuvo que ser traída al mundo con cesárea.

Quizá te interese: Madre adoptiva confiesa que su pequeña con Síndrome de Down fue la mejor adición a su familia

La pequeña Savannah pesó más de 4 kilogramos, pero su familia estaba muy feliz de que a pesar de todo, naciera perfectamente bien.

Lara se tuvo que enfrentar a todo el peso adicional después del parto. Tuvo que cambiar radicalmente varias cosas de su estilo de vida y comenzar a ejercitarse y a comer más sano.

Para esta familia, el nacimiento de Savannah fue una gran aventura y no hay ningún tipo de arrepentimientos, pues ni las complicaciones pudieron evitar un desenlace feliz para ellos.

Seguramente esta experiencia no fue fácil para Lara, pero su actitud positiva y el apoyo de su familia lograron que su historia fuese una feliz anécdota para ser contada por el mundo entero. ¡Felicitaciones a Lara y bienvenida, Savannah!

Quizá te interese: Niño de 6 años habló por primera vez luego de que su dentista descubriera que sufría de la “lengua amarrada”