VIDA REAL

No obligues a tus hijos a recibir besos y abrazos. Esta costumbre podría ponerlos en peligro

Date October 22, 2018 20:00

Si tienes hijos pequeños, seguramente te sientes complacido cada vez que un familiar o un amigo quiere manifestarle su afecto y ternura con un abrazo, un beso o simplemente pellizcando sus tiernas mejillas. Sin embargo, los expertos señalan que esta costumbre no solo no es apropiada, sino que puede ser muy peligrosa.

Dobo Kristian / Shutterstock.com

El verdadero significado del consentimiento.

Probablemente no encuentres ningún problema en que los abuelos, los tíos o los amigos cercanos a la familia quieran manifestar su afecto a tus pequeños a través de un abrazo. Estas personas son valiosas para ti y cuentan con tu confianza; por lo tanto, cuando tus hijos se niegan a recibir sus muestras de afecto, sueles sentirte avergonzados y terminas obligándoles a que sean “amables”.

Sin embargo, obligar a los niños a soportar la invasión de su espacio personal puede ser una enseñanza mucho más peligrosa de lo que parece.

Olesia Bilkei / Shutterstock.com

La doctora Deborah Gilboa, experta en crianza de los hijos, indica que "el contacto físico nunca debe ser coercitivo". Además, explica que obligar a los niños a soportar abrazos y besos no deseados puede darles un mensaje contradictorio sobre la privacidad del cuerpo.

Quizá te interese: 8 consecuencias negativas que lamentablemente sufrirán los hijos de padres estresados

A menudo, los padres enseñan a sus hijos que nadie puede tocarlos sin su consentimiento porque su cuerpo es privado. Por esta razón, puede ser confuso y contradictorio para ellos cuando se les obliga a recibir muestras de afecto no deseadas. Gilboa también explicó:

Los niños necesitan aprender que está bien decir “no” y que pueden esperar que la gente respete esa decisión.

Karen Days, presidenta del Centro para la Seguridad Familiar y la Sanación en el Nationwide Children's Hospital, opina que los niños deben entender que si algo se siente incómodo, entonces no deberían hacerlo “incluso si es algo que el abuelo, el tío o el primo les está pidiendo”.

Erdark / Shutterstock.com

Aunque esta idea es fácil de comprender para los padres, aplicarla puede ser difícil para algunos familiares. Al respecto, la experta en crianza Michele Borba sugirió una manera de lidiar con este problema:

Los familiares deben ser prevenidos.

Además, Borba sugiere que los padres deben hablar con el niño e investigar por qué razón no quiere tener contacto físico con alguna persona en particular.

Profundiza más para descubrir por qué tu hijo se siente incómodo. ¿Es timidez? ¿No conoce a la persona? ¿Tuvo una experiencia incómoda con ella? ¿Podría ser algo más? Siempre es bueno tener una pequeña charla.

Otra opción que plantea Gilboa tiene que ver con animar a los niños a ser creativos. Si no quieren dar un beso o un abrazo, pueden encontrar otras formas de saludar o mostrar su afecto. Pueden chocar las palmas o los puños de la mano o hacer un dibujo para ellos.

No obligues a tus hijos a recibir besos y abrazos. Esta costumbre podría ponerlos en peligroYAKOBCHUK VIACHESLAV / Shutterstock.com

Estas ideas te ayudarán a hacer que los encuentros con familiares y amigos sean más cómodos para tus hijos. Además, permitirán que ellos aprendan que siempre está bien decir “no”, sin importar quién sea la persona que pretenda acercarse a ellos.

Quizá te interese: ¿Besas a tu pareja delante de tus hijos pequeños? Existen consecuencias y peligros al respecto


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.