Madre obligó a su hija de 8 años a perder mucho peso, y luego la regañó por perder demasiado

Familia y niños

June 11, 2019 18:22 By Fabiosa

Muchos padres relacionados con el mundo del espectáculo, el entretenimiento y la belleza se terminan yendo a los extremos para asegurar que sus hijos obtengan el éxito que desean para ellos: ese mismo es el caso de Kayla.  

Según reportes, Kayla sintió que su hija había ganado mucho peso, por lo que la forzó a perder más de 4 kilos para que encajara dentro del atuendo que adquirieron para ella.

Esta madre y su hija, quienes participaron en Princesitas de TLC (Toddlers & Tiaras, en inglés), obtuvieron fama cuando su episodio salió al aire.

Resultó que la madre puso a su hija en su dieta estricta antes de un certamen de belleza, pues le preocupaba que Ever Rose no obtuviera una buena puntuación si la ropa no le encajaba de manera apropiada. 

La niña reveló durante el programa que ya había perdido un poco más de 4 kilos y agregó además:

No puedo comer lo que sea, necesito prestar atención a todo lo que como; pero en ocasiones quedo con hambre.

Desafortunadamente, Ever Rose perdió más peso del que debía, por lo que la ropa tampoco le terminó encajando como su mamá esperaba; de hecho, se reportó que ella la regañó delante de las cámaras y le pidió que dejara de perder tantos kilos o su ropa le quedaría muy grande. 

Se nota que Kayla estaba muy preocupada de que los jueces le dieran una mala puntuación si el vestido de lentejuelas le terminaba luciendo muy holgado. 

Pero muchos en la audiencia estaban más preocupados por la pequeña niña, quien parecía no poder hacer feliz a su madre a pesar de haber perdido peso como ella le solicitó. 

Madre obligó a su hija de 8 años a perder mucho peso, y luego la regañó por perder demasiado Anderson / YouTube

Debido a la respuesta negativa que siguió al episodio, Kayla apareció en Anderson Live para explicar a todos sus razones: al respecto, ella reveló que, como una vez sufrió de sobrepeso, no quería que su hija pasara por la misma experiencia. 

De igual manera, ella dijo que debido a eso quería enseñar a su hija a llevar un orden respecto a la cantidad de calorías que ingería a diario, así como a prestar atención al tipo de alimentos que comía. 

De acuerdo con la doctora Martina M. Cartwright, quien compartió un artículo en Psychology Today acerca de los peligros de los certámenes infantiles de belleza; hacer pasar a las niñas por este tipo de experiencias puede traerles resultados negativos y problemas físicos serios a largo plazo.  

Cartwright explicó que no todas las participantes de estos concursos sufren estos problemas de adultas, pero algunas sí; de hecho, esas que sufren los efectos adversos llegan a tener una visión muy obsesiva acerca de su apariencia física.

Como aprendieron a ser juzgadas solo por su cuerpo y su apariencia a una edad tan joven, ellas continúan intentando alcanzar esa perfección física añorada durante su edad adulta. 

Esas personas experimentan a menudo la necesidad de estar siempre hermosas y perfectas, pero esto las puede llevar, a su vez, a desórdenes alimenticios y a problemas físicos.

Al final del día, estos certámenes de belleza podrían ser una manera divertida de mantener a las niñas ocupadas, pero los padres deben prestar mucha atención a los riesgos y a la forma en que pueden mantener a sus hijas protegidas de ellos. 

¿Qué opinas tú sobre esta clase de concursos?