Un gato tuvo la reacción más divertida del mundo cuando su amigo perruno se tiró un "gas" (Video)

Hay que admitirlo: los gatos son animales de muy poca paciencia que demuestran rápidamente su incomodidad y fastidio. De acuerdo al portal especializado en gatos, Catster, estas mascotas suelen demostrar su molestia intentando alejarse, agachándose o maullando de forma grave.

Quizá te interese: Esta perrita estaba mal herida, pero eso no evitó que condujera a los rescatistas hasta sus cachorros

Un gato tuvo la reacción más divertida del mundo cuando su amigo perruno se tiró un "gas" (Video)frantic00 / Shutterstock.com

Si bien estas señales son bastante sutiles, hay ocasiones en las que los gatos demuestran su molestia de formas un poco más obvias, por así decirlo. Tan obvias, que cualquiera va a entender el mensaje: sí, el gato está fastidiado.

El siguiente video se volvió viral porque demuestra que los gatos son seres transparentes que, no lo piensan mucho para demostrar cuando algo no les parece bien. Eso sí, cabe una importante advertencia: este video te hará reír a carcajadas.

En el video, el perro parece estar durmiendo de lo más relajado y el gato, como casi siempre, está un poco más alerta. De repente, el canino se tira una sonora flatulencia que el gato no ignoró y de hecho, no se la tomó de forma muy amable.

Quizá te interese: Una perra abandonada esperó a su amo por un mes, hasta que una familia decidió rescatarla

El felino, obviamente ofendido ante esta "afrenta" y "mala educación" de su amigo perro, le propinó dos tremendos "llamados de atención". ¿Habrá sido el olor lo que lo molestó?

En las redes sociales, muchas personas compartieron su divertimento ante la graciosa reacción del gato y uno de los más graciosos fue el de un usuario llamado Jimbo Lawless, quién dijo:

El matrimonio descrito de forma simple.

Un gato tuvo la reacción más divertida del mundo cuando su amigo perruno se tiró un "gas" (Video)Esin Deniz / Shutterstock.com

Otra comentarista, Kelley Shumate, intentó explicar lo que pasó por la mente del gato.

Graciosamente, parece que el gato estaba pensando "no me vas a pedir una disculpa" y luego golpeó al perro como para decirle "estás apestando el cuarto".

Este video dura apenas unos cuantos segundos, pero en definitiva, las risas y el buen ánimo duran mucho más. Los animales son geniales y esta típica situación del perro relajado y el gato educado, pero obstinado y amargado, realmente hacen que cualquier se desternille de la risa.

No dejes de compartir el buen humor con el resto de tus contactos.

Quizá te interese: Como un gatito: un león enorme y muy curioso se subió a un árbol y luego no sabía cómo bajarse