ANIMALES

Dejó al perrito de su exnovia a más de 1600 km de distancia para vengarse por romper con él

Fecha 4 de abril de 2019

Un inocente pit bull llamado Zimba fue abandonado por su propio dueño en el medio de una autopista solitaria como parte de una venganza contra su exnovia.  

La Sociedad Humana del Condado de Caroline, de Maryland, encontró al animal deambulando y le realizó un escaneo para ver si la mascota tenía algún microchip instalado.

De esa manera, lograron descubrir que el perrito tenía dueña y que provenía de Kansas, a más de 1.600 metros de distancia de allí.

Quizá te interese: Mira cómo este hombre ha rescatado todos los perros abandonados en Gaza tras el conflicto político

La mujer les explicó que su novio se llevó a Zimba de viaje pero, como habían terminado su relación, el hombre descargó su ira y aventó al animalito a las calles dejándolo solo. 

El refugio estuvo considerando diferentes opciones para encontrarle un medio de transporte a Zimba y que pudiera regresar a casa con su "mamá", pues lamentablemente la chica no podía ir a buscarlo a causa de su trabajo y los niños.

No encontraron nada certero hasta que un buen samaritano se ofreció para hacer el traslado, cuando ya estaban a punto de rendirse.  

Quizá te interese: Para ayudar a los reos a rehabilitarse, una prisión de Estados Unidos los pone al cuidado de animales abandonados

Se trataba de Zach Holt, el novio de una de las trabajadoras del refugio, quien decidió encargarse del perro al escuchar su triste historia. Zach dijo:

Como soy camarero trabajo solo los fines de semanas y el lunes, por lo que tengo libre desde el martes hasta el viernes y puedo ir hasta Kansas a entregarle el perro a su mamá. ¿Por qué no? 

Por su parte, Holt aseguró que el pit bull había sido un excelente compañero de viaje y que no le había ocasionado problema alguno; pero lo más emocionante para él fue poder presenciar el encuentro entre Zimba y su mamá.

Muchos a su alrededor aplaudieron su acto desinteresado y amable, pero para Zach no se trataba de nada espectacular ni heroico, él solo se puso en el lugar de la dueña de la mascota (Zach entiende lo que significa un animal para una familia).

No puedo imaginar cómo me sentiría yo si me alejaran de mi perrito y se lo llevaran así tan lejos.

En este caso, haber tenido este microchip ayudó a la mascota a reencontrarse con su "mamá", pues sin él hubiese sido imposible que el refugio se enterara de quién era el dueño y supiera cómo contactarlo.

Ellos, por su parte, siguen trabajando en la promoción del uso de este tipo de dispositivos que sirven como identificación en el collar de las mascotas.

¿Habías pensado en esto? ¿Qué pasaría si tu mascota se pierde? ¿Cómo harías para reencontrarla? 

Quizá te interese: Los 9 perritos enjaulados y abandonados a su suerte encontraron ayuda gracias a las redes sociales