ANIMALES

Amor Incondicional: Este militar acompañó a su perro enfermo hasta que dio el último suspiro

Date June 6, 2018 19:06

El soldado Kyle Smith y su devoto perro Bodza, ambos miembros de la Fuerza Armada de Estados Unidos, han pasado por muchas cosas juntos. Esa es la razón por la que Smith nunca imaginó estar en otro lado más que junto a su Pastor Alemán en su lecho de muerte.

Military Working Dogs / Facebook

Bodza, de 11 años de edad, trabajó como detector de explosivos en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Él salvó muchas vidas al lograr ubicar bombas peligrosas en lugares como Kyrgyzstan, Kuwait e Iraq.

Military Working Dogs / Facebook

Aunque Bodza comenzó su trabajo en la armada desde el 2006, fue hasta el 2012 cuando él y Smith se conocieron y empezaron a laborar juntos. 

El soldado y el perro crearon un vínculo tan fuerte, que los llevó a estar juntos hasta el último momento. Smith y Bodza pasaron 189 días de peligro juntos durante una operación en Kyrgyzstan. 

 

Military Working Dogs / Facebook

Sin embargo, no solo los unió el trabajo, los dos también pasaron muchos momentos de diversión. A Bodza le gustaba ladrarle a su sombra y Smith nunca perdió la oportunidad de molestarlo haciendo figuras en la pared con la sombra de su mano.

koldunov / Shutterstock.com

Quizá te interese: Un perrito se encariñó tanto con una azafata, que la esperó cada día afuera de su hotel

Cuando era tiempo de que el perro se retirara, Smmith lo adoptó enseguida, llevándolo a su casa ese mismo día. El devoto perro era aún más leal y amistoso en casa, seguía a su dueño a todas partes. 

 

XIE WENHUI / Shutterstock.com

En el verano de 2016, el Pastor Alemán de 11 años fue diagnosticado con mielopatía degenerativa, una enfermedad incurable que afectó la espina dorsal del perro.

studioalef / Shutterstock.com

Al darse cuenta de lo difícil que era para Bodza vivir, Smith tomó la devastadora decisión de dormirlo.

Y cuando el duro día llegó, Smith junto con 9 colegas, llevaron al perro a la veterinaria en Texas. Ellos incluso le pusieron unas cobijas para que estuviera confortable en todo momento.

marcin jucha / Shutterstock.com

Smith abrazó a su amigo hasta que dio su último suspiro y la forma en la que se sintió fue realmente devastadora. A pesar de la tristeza de Smith, Bodza pareció haberse ido en paz y feliz. 

Cuando su fiel compañero murió, Smith se quebró, pero sus colegas estuvieron ahí para darle fuerza y apoyarlo.

Military Working dogs / Facebook

Smith cremó a su perro y mantiene sus cenizas en casa a un lado de una bonita fotografía suya. El collar que usó durante tantos años, ahora decora el espejo del auto de Smith como un recordatorio de una amistad que no tiene fin.

Algunas veces nuestros animales de compañía nos proveen más amor y lealtad que otros humanos. Sin embargo, nada dura para siempre y lo único que nos queda es disfrutar cada momento y aceptar los finales felices.

Fuente: Militaryworkingdogs / Facebook

 

Quizá te interese: Un perro recibió 4 balazos de unos ladrones al arriesgar su vida para salvar a su papá humano