ANIMALES

Perrita con un corazón de oro compartió su manta con otro perro sin hogar durante una noche fría

Fecha 23 de octubre de 2018

Lana es una perrita que sin duda te llegará al corazón, pues con tan solo 8 meses de vida esta cachorrita nos ha enseñado una lección muy importante: generosidad ante todo.

Lana vive en Brasil, donde el año pasado fue rescatada de las calles junto con sus hermanos y posteriormente fue adoptada por Suelen Schaumloeffel y su esposo, quienes le brindaron un hogar cómodo y caliente.

Más allá de todo el amor y las comodidades que su nueva familia le brindó, Lana no ha olvidado que afuera existen otros perritos que también pasan mucho trabajo y penurias por no tener un hogar ni una familia con la que puedan contar.

Dado que el clima de la región donde se encuentra Lana es bastante frío, su dueña decidió comprarle una mantita a la pequeña para consentirla y mantenerla abrigada.

Quizá te interese: No es un perro viejo ni tiene problemas para moverse...¡Es el perro más perezoso del mundo!

Lo que no se imaginaba Suelen es que esa mantita no solo iba a proteger del frío a la pequeña Lana, sino que también iba a abrigar a otro perrito vagabundo que se encontraba en las calles. Con tan solo 8 meses, Lana tuvo la suficiente inteligencia para arrastrar su cobija hasta afuera de la casa y compartirla con su amigo sin hogar.

El acto que realizó la pequeña dejó con la boca abierta a sus amos, quienes quedaron impactados por la gran lección de generosidad mostrada por su perrita. Es increíble ver cómo estos seres de 4 patas pueden llegar a ser tan inteligentes y tan nobles con los demás, sean o no de su propia especie.

Las palabras de su dueña ante los medios de comunicación fueron:

Pensé: 'Qué hermoso lo que ella hizo por su amigo'. Mi mejor amiga de cuatro patas me recordó algo tan importante: ¡generosidad!

Desde lo ocurrido, Schaumloeffel y su esposo han estado pendientes del perrito sin hogar al que Lana protegió del frío. Ambos han intentado acercarse sin éxito, ya que el canino siempre se escapa; seguro es por lo temeroso que es ante el maltrato que ha recibido por vivir en la calle.

Tanto Schaumloeffel como su esposo tienen la intención de ayudar al perrito sin hogar porque parece estar perdido, ya que aparece de forma intermitente y no permite que se le acerquen demasiado. Debido a que este amigo de cuatro patas siempre huye, lo que hace esta pareja es que le dejan un poco de agua y comida para ayudarlo hasta que pueda encontrar su hogar, si es que lo tiene.

Sin duda, es importante tomar en cuenta la acción realizada por Lana, ya que se trata de una pequeña criatura que obviamente no tiene la capacidad de razonar de los seres humanos, pero sí un corazón más grande que muchas personas en el mundo que abandonan a sus mascotas en medio de las calles.

Esperemos que más perritos en el mundo sean como Lana y que los seres humanos aprendan cada vez más de estos gestos nobles y sinceros de los animales.

Fuente: Suelen Schaumloeffel / Facebook

Quizá te interese: Un perro salvó a su antepasados de morir de sed, y hoy festejan adorando a un perro como si fuera rey