Elefanta ciega de 73 años lloró cuando la rescataron de la vida que llevaba en un centro turístico

Animales

July 10, 2019 02:47 By Fabiosa

Es espantoso ver a los elefantes enjaulados en circos y usados como una forma de entretenimiento cuando se supone que debrían pasar sus vidas en libertad y en compañía de otros miembros de su especie.

Elefanta ciega de 73 años lloró cuando la rescataron de la vida que llevaba en un centro turísticokiiev / Shutterstock.com

Además de los trucos y las acrobacias que vemos en sus presentaciones circenses, estas criaturas también pasan toda una vida de crueldad y explotación debido a la industria del entretenimiento turístico. Y ese es el caso de una elefanta llamada Sook Jai, quien tuvo que sufrir ese destino a lo largo de su vida.

Sook Jai tiene 73 años, y pasó la mayor parte de sus largos años mendigando en las calles y realizando trucos para los turistas. La pobre, ya está al final de su vida y completamente ciega por el dolor que debió soportar durante décadas.

Afortunadamente, la esperanza de una mejor vida le llegó en enero del 2017. El equipo de rescate Elephant Nature Park llegó a la provincia de Kanchanaburi, al oeste de Tailandia, para rescatarla.

Ella estaba cubierta de lesiones, y cuando la metieron al camión que la llevaría a su nuevo hogar, la vieron llorar. Parecía entender que acababa de recibir la oportunidad de vivir tal como siempre había deseado.

En el viaje, Sook parecía bastante hambrienta, pero se negó a comer. Quizás le resultaba difícil confiar en sus rescatistas. Después de 20 largas horas, llegó al parque y tuvo su primera experiencia de libertad.

En poco tiempo, la elefanta encontró a un amigo paquidermo llamado Di Por, con quien deambula por el parque todos los días.

Más tarde, cuando el parque recibió dos elefantes bebés, Sook Jai se dedicó a seguirlos por todas partes y a jugar con ellos.

Muchos usuarios de Internet quedaron satisfechos con el final feliz de su historia. Un usuario escribió:

Me rompió el corazón al ver que la camioneta llegaba por ella... me asombra que confíe en los humanos nuevamente. Hacen un trabajo tan sorprendente y necesario. La gente cree que es por los elefantes, pero están salvando a nuestras almas y a un elefante al mismo tiempo.

Es encantador ver que la hermosa elefanta finalmente obtuvo la alegría, la libertad, la seguridad y la compañía que se merecía. Ningún animal debería tener que experimentar tales dificultades en nombre del entretenimiento de la gente, ¿no te parece?