ANIMALES

La llamada "perrita más triste del mundo" fue rechazada de nuevo: ¿acaso hallará un hogar definitivo?

Fecha 8 de abril de 2019

Muchas mascotas, especialmente los perros, tienden a vincularse con sus dueños rápidamente, por eso pueden caer en la depresión si sus seres queridos desaparecen de su vida. Este fue el caso de la perrita protagonista de esta historia.

Lana fue calificada como La perra más triste del mundo en octubre de 2015, cuando se publicó una foto en donde aparecía con la mirada abatida y la cabeza apoyada contra la pared.

Quizá te interese: 10 razones científicas por las que tener un perro como amigo es una buena idea

Ella nació en México y fue la más pequeña de la camada. Debido a esto, siempre tuvo que luchar con sus hermanos por la comida. Pero pronto se mudó de país y se la llevaron a Toronto, Canadá, en donde tratarían de brindarle una mejor vida.

Al principio, vivió en muchos hogares de acogida, pero finalmente, a la edad de 5 meses, una familia decidió adoptarla, ¡Lana estaba extática!

Desafortunadamente, un día en que Lana estaba siendo alimentada, le soltó una mordida a su dueña. Tal vez sintió la necesidad de ser territorial sobre su comida o quizá se sintió amenazada, pero el caso es que fue la primera vez que lo hizo y sería la última.

En esa casa había niños pequeños y no iban a arriesgarse, así que la regresaron al Rescue Dogs Match Center. Fue entonces cuando se tomó esa foto que la volvió famosa.

Su historia fue contada en The Dodo y pronto se hizo muy popular. Lana recibió más de 4.000 solicitudes de adopción y más de $ 15.000 en donaciones. Las cosas finalmente estaban mejorando para ella, o al menos, eso pensaban todos.

Lana fue devuelta, otra vez.

Desafortunadamente, la pobre perrita no podía encontrar un hogar definitivo y ya se acercaba su tercer cumpleaños.

Luego, Rescue Dogs Match publicó una apelación en Facebook diciendo que Lana solo tenía seis días después de su cumpleaños para encontrar un hogar permanente o, de lo contrario, la pondrían a dormir.

Quizá te interese: El amor de una madre: esta perrita no dejó de llorar hasta que alguien rescató a su cachorro (Video)

La segunda familia que la había adoptado quería una perrita a la que pudieran acariciar y para jugar con ella, explicó Brenda Dobranski, la fundadora de Rescue Dogs Match. Sin embargo, Lana no era ese tipo de mascota.

Hablando a The Dodo, Brenda dijo:

Lana es una niña tonta y divertida, pero no es el tipo de perra que te permite darle masajes en la panza ni que puedes tenerla en tu cama. A ella le encanta tener un trabajo.

Lana seguía saltando de un lugar a otro, hasta que algo grande la esperó a la vuelta de la esquina: por fin encontró ese hogar apropiado para ella.

Cuando parecía que Lana nunca encontraría un lugar permanete, Rescue Dog Match publicó una foto en su perfil de Facebook en donde la perrita aparecía feliz y encantada: ¡estaba en una granja!

Ahí estaba ella, revisando a las gallinas, yendo a nadar todos los días y disfrutando de la mejor vida que había conocido hasta ahora.

Estamos encantados de que Lana haya encontrado los brazos de alguien que la amará por lo que es y que ya no la regresará al refugio para animales.

Esperamos que nunca vuelva a mostrar una mirada abatida ni que deba apoyar la cabeza contra la pared por tristeza, porque se merece ser feliz en esta vida, ¿no te parece?

Quizá te interese: Perrita pasó meses temblado de miedo, pero su familia adoptiva la ayudó a superar el trauma