Adoptaron un perro con problemas de obesidad y decidieron ayudarlo a recuperar su salud

Animales

July 12, 2019 03:04 By Fabiosa

Si bien un cachorro regordete puede generar ternura, la realidad es que el exceso de peso es perjudicial para la salud de los canes.

Al igual que en los humanos, el sobrepeso en nuestros amigos perrunos se está convirtiendo en moneda corriente. Según cifras del 2018 publicadas por la Asociación para la Prevención de la Obesidad en las Mascotas (APOP, por sus siglas en inglés), alrededor del 60% de los gatos y el 56% de los perros en los Estados Unidos están excedidos de peso o son obesos. Los expertos recomiendan a los dueños que controlen el peso de sus mascotas para evitar problemas de salud.

Para Shiloh, un labrador negro, el camino hacia una vida más saludable ha estado lleno de obstáculos. Por fortuna, tiene una familia que lo ama y que lo ayuda a seguir adelante.

Heidi Fiore conoció a Shiloh a través de una publicación en Facebook que solicitaba adoptantes para el perro. En el anuncio, lo describían como “un poquito excedido de peso”. Sin embargo, el problema era mucho más serio ya que en realidad pesaba aproximadamente 66 kilos, pero la familia Fiore sabía que podía ayudarlo a ponerse en forma.

Si bien la familia estaba al tanto de los problemas del can, todos quedaron sorprendidos cuando lo conocieron en persona. Fiore declaró a The Dodo:

Era el perro más grande que haya visto en mi vida. Parecía uno de esos cerdos que están en las granjas. No podía parar de decir “oh, Dios mio”.

El pobre animal era tan pesado que se le dificultaba enormemente moverse. Sin embargo, a pesar de su obesidad, Shiloh tiene una personalidad adorable y siempre fue feliz como perro con dos colas.

Fiore se tomo muy en serio el tema de su sobrepeso, por lo que le redujo su ración de alimentos a 2 porciones y un vegetal por día. Además comenzó a sacarlo a caminar.

El can no solo comenzó a comer más sano, sino que también incorporó la actividad física a su rutina.

Con el paso del tiempo, Shiloh pudo ir haciendo trayectos cada vez más lagos. Hoy, camina más de 3 kilómetros por día y pesa unos 40 kilos, lo normal para su especie.En total, perdió 26 kilos en 11 meses.

El cambio hizo que Shiloh esté más feliz y en mejor condición que nunca y todo gracias a que su familia le dio una oportunidad de salir adelante.

Esta historia nos recuerda la importancia de extenderle una mano a cualquiera que necesite ayuda, sea humano o perro. Todo el mundo merece tener salud y felicidad.