7 increíbles y sencillas formas de limpiar el horno sin batallar de más

A nadie le gusta tener un horno sucio, pero a nadie le gusta mucho limpiarlo. Debemos considerar también que el horno es el lugar en donde se cocinan muchos alimentos, por lo que no es bueno dejarlo sucio, pero limpiarlo no es algo para nada agradable. A continuación, estas son algunas formas muy sencillas de deshacerse de la mugre del horno y también algunas técnicas para mantenerlo limpio.

Plantic / Shutterstock.com

1. Papel aluminio

FabrikaSimf / Shutterstock.com

No es muy difícil: la forma más fácil de "limpiar" algo es no ensuciarlo. Es por ello que poner una o dos hojas de papel aluminio en el último nivel del horno es una gran forma de evitar que los líquidos escurran y ensucien el fondo.

2. Con amoniaco

tab62 / Shutterstock.com

Prende el horno y ponlo a 65°C por algunos minutos, luego apágalo. Coloca adentro un pequeño recipiente con media taza de amoniaco, en el nivel más alto, en el nivel justo debajo, coloca un recipiente con agua hirviendo. Cierra el horno y deja todo adentro durante una noche.

tab62 / Shutterstock.com

En la mañana, abre el horno para que salga el vapor de amoniaco. Luego, mezcla apenas unas gotas de amoniaco con lavaplatos más agua y utiliza una esponja para quitar todo el sucio. Es importante saber que no se debe meter el amoniaco dentro del horno NUNCA con el horno encendido; de hecho, es preferible cerrar la entrada de gas completamente.

3. Sal

ThamKC / Shutterstock.com

Combate la mugre apenas se genere: si algo de comida se derrama sobre el horno, échale sal antes de que se endurezca para luego quitarlo fácilmente con un paño húmedo.

QUIZÁ TE INTERESE: ¿La mejor forma de limpiar la esponja de maquillaje? Fácil, al microondas

4. Vinagre

focal point / Shutterstock.com

Es un poderoso arranca-grasa natural y nada nocivo para la salud. Simplemente moja un trapo con vinagre blanco y limpia tu horno por todas partes sin mayor dolor de cabeza en lo relacionado a tener que enjuagar el agente limpiador para evitar hornear con residuos tóxicos de otros productos.

5. Bicarbonato de sodio

EKramar / Shutterstock.com

En una botella con atomizador, mezcla 4 cucharadas de bicarbonato con agua y utiliza esta solución para limpiar el horno. Primero, déjala actuar por una hora y luego, utiliza un paño para quitar el sucio.

6. En la tina

Africa Studio / Shutterstock.com

Es más fácil limpiar todas las partes internas del horno si se utiliza un espacio ámplio como la bañera de la casa. Utiliza toallas para evitar que algunas partes se rayen.

Africa Studio / Shutterstock.com

Llena la tina de agua caliente y utiliza jabón en polvo para dejar remojando todo durante la noche. El día siguiente el sucio estará muy fácil para ser quitado con un viejo cepillo.

7. Limones

Andrey_Popov / Shutterstock.com

Toma 5 limones y córtalos por la mitad. Sácales el jugo en una bandeja para hornear y coloca todo (incluyendo las cáscaras) a hornear a 250°C por 30 minutos. El ácido del limón hará que el horno se limpie por sí solo. Al final, bastará pasarle un paño y listo: horno como nuevo.

Con estos trucos, limpiar el horno no volverá a ser una pesadilla.

Fuente: RD, WikiHow, RealEstate

QUIZÁ TE INTERESE: Es mucho más fácil de lo que parece: insertar una aguja con este método ya no será un dolor de cabeza


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.

Recomendamos