18 posibles síntomas de cáncer que las mujeres de más de 40 no deberían ignorar

El cáncer es una de las enfermedades modernas que plagan nuestra sociedad. Los investigadores médicos gastan miles de horas de trabajo y millones en recursos para intentar conseguir curas y mejores tratamientos. En ocasiones, ser diagnosticado de cáncer suena como una sentencia de muerte, aunque no siempre es así. Si los síntomas son reconocidos de forma temprana, las posibilidades de salvarse son altas.

El cuerpo siempre da señales y es importante no ignorarlas, estos son 18 posibles síntomas de cáncer que toda mujer de más de 40 años no debe ignorar:

1. Orinar frecuentemente: si notas que tienes que ir al baño más de lo normal y además hay dolor al hacerlo, es recomendable ir al doctor. Este puede ser un síntoma de cáncer o diabetes.

StorKiss / Shutterstock.com

2. Bultos en el cuerpo: es una señal muy común de cáncer. Está siempre atenta a la aparición de algún bulto inusual en el cuerpo y no tengas dudas de ir ante un profesional para obtener su opinión.

Emily frost / Shutterstock.com

3. Llagas: en el área genital o en la boca, pueden ser verdaderas alarmas de alguna enfermedad en el cuerpo.

Africa Studio / Shutterstock.com

4. Indigestión: no es normal vivir con constante dolor abdominal y acidez. ¡Mucho cuidado con este síntoma!

namtipStudio / Shutterstock.com

5. Pérdida de peso inexplicable: los cáncer de estómago, páncreas, pulmón y esófago todos tienen este síntoma en común.

Mita Stock Images / Shutterstock.com

6. Fatiga: el cáncer de colon y la leucemia hacen que las personas se sientan extremadamente cansadas sin razón aparente.

Image Point Fr / Shutterstock.com

7. Fiebre constante: altas temperaturas corporales pueden ser una señal de leucemia o linfoma.

Herrndorff / Shutterstock.com

8. Dolor: es una tremenda señal de alarma, sobre todo si no tiene explicación lógica.

Leszek Glasner / Shutterstock.com

9. Sangre en la orina: puede indicar cáncer de próstata o vejiga.

Madhourse / Shutterstock.com

QUIZÁ TE INTERESE: Picazón anal: ¿Cómo enfrentar este delicado problema y cuáles son sus causas?

10. Cambios en la piel: presta atención a los lunares o marcas en la piel. Los colores anormales pueden ser síntomas de cáncer u otras condiciones serias que no se deben ignorar.

Albina Glisic / Shutterstock.com

11. Manchas blancas en la lengua o boca: puede ser un cáncer bucal oculto.

Vladimir Gjorgiev / Shutterstock.com

12. Sangrado: ya sea vaginal, por los pezones o boca es importante no ignorar este poderoso síntoma.

Antonio Guillem / Shutterstock.com

13. Tos y dolor de pecho: el cáncer de mamas o intestinos suele atacar los pulmones, por lo que estos síntomas pueden indicar un problema mayor.

Image Point Fr / Shutterstock.com

14. Reflujo crónico: esta es otra condición que no es normal y debe ser manejada con la precaución necesaria.

file404 / Sutterstock.com

15. Heridas sin explicación: es mejor consultar al médico cuanto antes.

Marsan / Shutterstock.com

16. Mucho sudor nocturno: puede no ser nada, en especial durante la menopausia. Sin embargo, si es algo constante no debe ser ignorado.

Iakov Filimonov / Shutterstock.com

17. La combinación de dolor de espalda, pelvis e inflamación puede indicar la presencia de cáncer en los ovarios. No es muy fácil de identificar esta condición por los síntomas, así que es importante prestarle atención al cuerpo.

Africa Studio / Shutterstock.com

18. Dolor en las articulaciones: esta es una buena razón para visitar al doctor, en especial cuando se mantienen por varias semanas.

Africa Studio / Shutterstock.com

El cáncer es una de las enfermedades más letales del mundo, pero reconocer sus síntomas de forma temprana puede ser crucial, algo de vida o muerte. Es muy importante escuchar al cuerpo y detectar esta terrible enfermedad a tiempo. ¡Nunca se está demasiado prevenida, a cuidarse!

QUIZÁ TE INTERESE: Sangrado rectal: 6 posibles causas y un par de buenas razones para visitar al doctor


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.

Recomendamos