ANIMALES

Esta pequeña nació con el corazón fuera del pecho, pero sus médicos lograron salvarle la vida

Date February 23, 2018 10:46

Casi siempre pensamos y decimos “eso no me puede pasar a mi”, pero cuando menos lo esperamos sucede un fenómeno o suceso que nos pone a prueba y nos hace encontrar fuerza para luchar y salir adelante. Así fue la historia de una joven familia, quienes tuvieron que luchar hasta el final para salvar la vida de su bebé.

Kieranstrong / Facebook

Durante la semana de embarazo número 20, Caitlin Veitz recibió una noticia que la dejó sin palabras, pues durante un ultrasonido los doctores descubrieron que su bebé padecía una condición terrible: su corazón estaba fuera de la cavidad torácica.

Kieranstrong / Facebook

El nombre específico de esta condición es “ectopia cordis”, una malformación congénita en la que el corazón se ubica fuera de la caja torácica. Su incidencia es de 1 cada 100 mil pacientes y con este pronóstico había un panorama poco alentador.

Kieranstrong / Facebook

Caitlin y su esposo Brian estaban devastados con la noticia, ya que no sabían si esta condición iba provocar la muerte o la interrupción del embarazo de Caitlin.

Kieranstrong / Facebook

Afortunadamente, el equipo de doctores del departamento de Maternidad en Medicina Fetal llenó de esperanzas a los padres que esperaban con ansias que su pequeña Kieran naciera y creciera sana.

Quizá te interese: Una fundación de rescate de animales hizo todo lo posible para salvar la vida de 5 cachorritos

Kieranstrong / Facebook

El tratamiento para este tipo de anomalías ha mejorado de forma significativa en los últimos años, por lo que el equipo de expertos le aseguró a Caitlin que su hija sobreviviría.

El eco tridimensional fue una herramienta fundamental para prevenir a los doctores en el nacimiento de Kieran y, si la pequeña sobrevivía a la cirugía de corazón, podría tener un futuro.

Kieranstrong / Facebook

En ese momento, la pareja sintió confianza por el pronóstico de un buen resultado.

Kieranstrong / Facebook

A las 36 semanas de gestación, Kieran nació a través de una cesárea. Cuando llegó a este mundo, la esperaba un equipo de 60 especialistas de obstetricia, anestesia, cardiología y enfermeras neonatales, que se reunieron para ayudar en el parto y posterior tratamiento de la pequeña que padecía esta condición en su corazón.

Kieranstrong / Facebook

La cirugía para insertarle el corazón en el lugar correcto demoró 5 horas y fue, afortunadamente, todo un éxito.

Kieranstrong / Facebook

Kieran pasó 3 meses en cuidados de pediatría hasta que los médicos decidieron darle de alta. La pesadilla había terminado: ¡la pequeña sobrevivió!

Kieranstrong / Facebook

A medida que crecía, estaba bajo constante tratamiento con medicamentos, además de que tenía un tubo de traqueotomía para ayudarla a respirar. Kieran visitaba con frecuencia el hospital, pero eso no fue impedimento para disfrutar de tiempo de calidad con su familia.

Kieranstrong / Facebook

Actualmente, viven una vida feliz y preparan a Kieran para comenzar el preescolar. La niña tiene casi 4 años y con su sonrisa y carisma está llena de vida. Hace poco comenzó a caminar, también ha estado viajando con sus padres y, lo más, importante: ¡su corazón late dentro de su pecho!

Qué increíble ver como los avances médicos y científicos pueden salvar una vida y proporcionarle calidad y estabilidad a quienes nacen con malformaciones o problemas de salud.

QUIZÁ TE INTERESE:

Hombre sobrevive 29 horas a la deriva en el océano, rodeado de tiburones, medusas y alucinaciones