VIDA REAL

Los médicos achacaron su dolor de espalda a la "fatiga": resultó que tenía cáncer terminal

Date November 6, 2019 23:49

Muchas enfermedades peligrosas tienen síntomas que las personas tienden a descartar, pues no parecieran ser de algo grave. Sin embargo, esto retrasa el tratamiento y, en consecuencia, reduce las posibilidades de recuperación.

Los médicos achacaron su dolor de espalda a la "fatiga": resultó que tenía cáncer terminalLos médicos achacaron su dolor de espalda a la "fatiga": resultó que tenía cáncer terminalRido / Shutterstock.com

La relación entre el dolor de espalda y el cáncer de mama:

El dolor de espalda rara vez es un síntoma temprano del cáncer de mama, pero pudiera ser indicio de un tumor en sus últimas etapas.

El cáncer de mama en fase de metástasis puede propagarse a otras partes del cuerpo y puede afectar los huesos del paciente.

Los médicos achacaron su dolor de espalda a la "fatiga": resultó que tenía cáncer terminalLos médicos achacaron su dolor de espalda a la "fatiga": resultó que tenía cáncer terminalAfrica Studio / Shutterstock.com

En tales casos, el dolor de espalda puede ser una señal de que el cáncer se ha propagado a la columna vertebral y que ejerce presión sobre la médula espinal o que las vértebras se están deformando debido a la destrucción del tejido óseo.

Por lo tanto, el dolor se puede sentir, no solo en el lugar del tumor, sino también a lo largo de toda la columna vertebral.

Quizá te interese: Mujer desafió todas las probabilidades al dar a luz a 6 bebés en 9 minutos: toda una campeona

Los médicos achacaron su dolor de espalda a la "fatiga": resultó que tenía cáncer terminalLos médicos achacaron su dolor de espalda a la "fatiga": resultó que tenía cáncer terminalAlbina Glisic / Shutterstock.com

Por otro lado, es importante recordar que el dolor de espalda es un problema muy común, que es normalmente causado por la degeneración de los discos intervertebrales, la artritis o una hernia intervertebral.

La increíble historia de Tori Geib:

Tori Geib, de 32 años, sufría de dolor de espalda desde hacía tiempo. La mujer fue al hospital, pero los tres reumatólogos le dijeron que el culpable era la fibromialgia causada por la depresión.

Sin embargo, el dolor no desapareció y, apenas un mes después de que a Tori le recetaran antidepresivos, comenzó a sentir un bulto en el pecho.

Sólo entonces los médicos entendieron que estaban lidiando con una enfermedad mucho más grave. Después de una mamografía y una biopsia, a Geib le diagnosticaron cáncer de mama.

El tumor se había diseminado hacia la columna vertebral y dañó una de sus vértebras. Tori señaló que, si hubiera sido correctamente diagnosticada antes, las consecuencias de la enfermedad no hubieran sido tan graves.

Quizá te interese: Sobreviviente de cáncer de mamas nunca se imaginó que lograría ser madre, ¡los milagros sí existen!

Su "segunda lucha" contra el cáncer de mama.

Ahora, Geib busca aumentar la conciencia de las mujeres sobre este síntoma poco conocido del cáncer de mama y dejar clara la importancia de un examen oportuno y un diagnóstico correcto.

Los médicos achacaron su dolor de espalda a la "fatiga": resultó que tenía cáncer terminalLos médicos achacaron su dolor de espalda a la "fatiga": resultó que tenía cáncer terminalImage Point Fr / Shutterstock.com

De parte de Fabiosa, quisiéramos también recordarles que las mujeres menores de 40 años deben realizarse una ecografía regular de las glándulas mamarias y, después de los 40 años, mamografías y auto-exámenes.

Los médicos achacaron su dolor de espalda a la "fatiga": resultó que tenía cáncer terminalAndrey_Popov / Shutterstock.com

Estas prácticas pueden ayudar a identificar el cáncer de mama en sus primeras etapas y aumentar las posibilidades de una recuperación completa.

Recuerda que la salud siempre está primero y que la detección temprana es clave para lograr una recuperación total, ¿estás de acuerdo?

Quizá te interese: Los síntomas más alarmantes de los derrames y aneurismas cerebrales: ¿cómo diferenciar uno del otro?


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.