Leer mentes no es solo un don de los adivinos, todos podemos hacerlo analizando el lenguaje corporal

¿Alguna vez has prestado atención a la reacción de tus amigas cuando te dicen que has perdido un par de kilos? O ¿cuándo tu suegra te comento que la sopa estaba deliciosa? A veces, hay quienes se engañan a sí mismos al considerase actores brillantes que pueden burlar fácilmente a cualquiera u ocultar su verdadera opinión ante ciertas situaciones. Incluso, si una persona no dice una palabra, pequeños detalles como sus gestos y expresiones faciales son las claves para saber lo que realmente está en su mente.

Leer mentes no es solo un don de los adivinos, todos podemos hacerlo analizando el lenguaje corporal

El experto australiano en lenguaje corporal Allan Pease escribió un libro titulado “Lenguaje Corporal: Cómo leer los pensamientos de los demás a través de sus gestos” para enseñar a la gente de todo el mundo a entender lo que realmente significan los gestos de sus compañeros de conversación. Veamos los 6 más comunes y su importancia.

Leer mentes no es solo un don de los adivinos, todos podemos hacerlo analizando el lenguaje corporal

1. Dedos en la boca o cerca de ella.

Quien lleva sus dedos a la boca necesita apoyo porque está deprimido. Subconscientemente, quieren volver a un pasado sin problemas, y mejor aún, a la infancia con la protección y el cuidado de la madre, cuando no había problemas de la edad adulta. Sin embargo, hay quienes piensan que esto también puede ser un símbolo de mentira, míralo aquí.

Leer mentes no es solo un don de los adivinos, todos podemos hacerlo analizando el lenguaje corporalbody languagepathdoc / Shutterstock.com

2. Apoyar la cabeza con la mano.

Este gesto simboliza aburrimiento. Si tu interlocutor está sentado en esta posición, entonces es hora de terminar tu historia, porque claramente no es tan divertida pensabas, además, una persona que apoya la cabeza en la mano está tan aburrida que preferiría una siesta antes que seguir escuchándote. Mira que otras cosas puedes aprender de ti mismo cuando hablas con tu cuerpo.

3. Dedo en la sien u ojos.

Cuando tus compañeros de conversación ponen su dedo en las sienes u ojos, están en un proceso de evaluación, te escuchan cuidadosamente y te estudian, tan pronto como su mano baja a la mejilla, el interés se pierde.

 

Leer mentes no es solo un don de los adivinos, todos podemos hacerlo analizando el lenguaje corporalbody languageNotionPic / Shutterstock.com

 

Quizá te interese: La maravillosa gorila “Koko”, quien dominaba el lenguaje de señas, ha muerto a los 46 años

 

4. Acariciar el mentón.

Esto significa que una persona está lista para anunciar su decisión, aunque se está tomando un tiempo para pensar. Incluso, puedes predecir el resultado de la respuesta, dado que, si el entrevistador cruza los brazos o las piernas después de este gesto, lo más probable es que no esté satisfecho con la respuesta que diste durante la entrevista. Caso completamente diferente al de este niño que sí estaba completamente feliz con estos que le dio a la cámara.

5. Tocarse la nariz.

Ten en cuenta que este gesto puede ser casi imperceptible, pero hay dos posibles interpretaciones para él; en primer lugar, cuando una persona tiene malos pensamientos, subconscientemente se prohíbe decirlos en voz alta con un toque en la nariz de fracción de segundo. En segundo lugar, cuando una persona miente, debido a procesos químicos en el cuerpo y cambios en la presión arterial, hay una ligera sensación de hormigueo en la nariz, lo que resulta en la necesidad de tocarla.

 

Quizá te interese: Interprete de lenguaje de señas se vuelve viral al traducir una canción metalera en un concierto

 

Leer mentes no es solo un don de los adivinos, todos podemos hacerlo analizando el lenguaje corporalbody languageDrAndY / Shutterstock.com

6. Rascarse la oreja.

Esta es la versión adulta del gesto infantil de taparse los oídos para no escuchar a alguien. Si lo notas, muy seguramente tu interlocutor no quiere escucharte más, o lo ha hecho durante demasiado tiempo y está ansioso de hablar ahora.

Leer mentes no es solo un don de los adivinos, todos podemos hacerlo analizando el lenguaje corporalbody languagepathdoc / Shutterstock.com

Ahora, estás armada y puedes desenmarañar fácilmente la verdadera opinión de otras personas, pero no debes enfadarte si no te gusta. Trata de sacar conclusiones y cambiar algo en el diálogo para obtener una reacción más positiva.

 

Quizá te interese: Esta niña encontró a su mejor amigo: ¡ambos son sordos y se comunican a través de señas!


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.