¿Harta de limpiar tú sola? 5 Trucos para que tu esposo también coopere en las tareas del hogar

Estilo de vida y salud

August 21, 2018 17:11 By Fabiosa

Todavía es común que muchas personas piensen que las mujeres deben encontrar la forma de hacerlo todo: cocinar, cuidar a los hijos e ir a trabajar. Pero las 24 horas del día simplemente no son suficientes para hacer todo eso.

Desde siempre, las mujeres han hecho todo lo posible por ayudar a los hombres y su trabajo es especialmente duro cuando se trata de la limpieza. Desafortunadamente, no todos se dan cuenta del enorme trabajo que hacen por ellos y ni siquiera se les cruza por la cabeza la posibilidad de hacerse cargo del aseo.

Natali_ Mis / Shutterstock.com

Por eso, hemos recogido algunas de las razones por las que los hombres no quieren limpiar y algunos trucos para que comiencen a involucrarse en esta tarea.

¿Por qué tu pareja no quiere limpiar?

Lo más probable es que esto venga desde la infancia. Seguramente sus padres hicieron todo por él y jamás tuvo que limpiar. Además, es posible que como pareja, tú misma hayas querido ofrecerle un lugar acogedor y hayas decidido cocinar y limpiar por él. Sin embargo, es el momento de cambiar eso. Pero, ¿cómo podemos hacer que funcione?

Golubovy / Shutterstock.com

¿Cómo hacer que un hombre limpie?

Si tu pareja deja los calcetines por toda la casa y piensa que tú eres la responsable de limpiar su desorden, es hora de actuar. Estas son algunas ideas que te ayudarán:

1. Deja de limpiar.

Quédate más tarde en el trabajo, pasa más tiempo con tus hijos y pídele a tu esposo que se ocupe de limpiar. Si no funciona, dile que contrate a una persona que haga este trabajo porque no estás dispuesta a limpiar pero tampoco a vivir en medio del desorden.

Syda Productions / Shutterstock.com

Quizá te interese: Aprende de las expertas: Las mucamas de los hoteles 5 estrellas revelan sus trucos de limpieza

2. Usa la zanahoria, no el palo.

No lo presiones ni lo obligues a hacer las tareas domésticas. Puedes pedirle que se ocupe de tareas concretas y ofrecerle a cambio una recompensa. Ofrécele cocinar su pastel favorito después de que limpie la cocina, de seguro funcionará.

3. Comparte las responsabilidades.

Identifica las tareas que cada uno de los dos prefiere y repartan el trabajo en partes iguales. Esto también ayudará a que tome consciencia del esfuerzo que haces para mantener la casa limpia.

hedgehog94 / Shutterstock.com

4. Haz huelga.

Es probable que tu esposo dé por hecho que todo se mantiene limpio sin considerar todo el tiempo que dedicas a ello. Por eso, una pequeña huelga puede ayudar: simplemente deja de limpiar por unos días y permite que el desorden se acumule. Cuando todo sea un caos, acude al diálogo para encontrar una solución.

Voyagerix / Shutterstock.com

5. Hazlo divertido.

Si el hombre finalmente accedió a ayudar con la limpieza, trata de demostrarle que puede ser divertido para los dos. Poner un poco de música puede ser una gran idea para darle diversión a los quehaceres.

Aunque estos métodos sean efectivos, debes saber que no podrás contar con tu esposo de inmediato. Llevará un tiempo hasta que se acostumbre a sus nuevas responsabilidades. Sé paciente, pero ni se te ocurra darte por vencida.

Fuente: Sladkowa, Woman's Day

Quizá te interese: Razones por las que usar productos de limpieza podrían causarte asma y otros problemas pulmonares