ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Ojos amarillos, náuseas y otras 7 señales de alerta que indican problemas en el hígado

Date August 18, 2018 00:40

Cada órgano que conforma el cuerpo humano tiene su función específica y es bueno saber qué tan importante es para el funcionamiento de nuestro organismo y, en este caso, te hablaremos del hígado.

Magic mine / Shutterstock.com

Este órgano glandular es el más grande que posee el cuerpo humano, sintetiza las hormonas y enzimas, neutraliza las toxinas y participa en los procesos metabólicos. Es bueno que sepas que a lo largo del tiempo, este órgano tan importante podría contaminarse con sustancias venenosas bajo la influencia de varios factores, lo que ocasionaría que dejara de hacerle frente a sus funciones.

Si llegas a sentir algún síntoma relacionado con problemas en el hígado acude al médico de inmediato. Aquí te mencionaremos 9 signos a los que debes prestarle mucha atención:

Síntomas de hígado toxico.

Vasilyeva Larisa / Shutterstock.com

1. Dolor o presión en la parte superior del abdomen.

Si eres consumidor constante de grasa, esto te puede conducir a tener un hígado graso. Los síntomas son: presión sobre el tórax y aumento de la parte superior del abdomen. Cuando el hígado está lleno de toxinas también se puede reflejar en un estómago hinchado.

2. Náuseas. 

Las náuseas son una clara señal de que algo anda mal con tu hígado, inmediatamente después de comer alimentos grasosos puedes sentirte mal; muy pendiente con los síntomas como pesadez en el abdomen, náuseas, mareos y a veces vómitos y diarrea.

3. Problemas en la piel y coloración amarillenta en los ojos.

Si tu hígado está lleno de toxinas y no puede funcionar como debe ser, se te reflejará en la piel. La irritación y la erupción son signos muy comunes de problemas hepáticos, incluso la parte blanca de tus ojos se torna amarillenta. Esto sucede porque la sangre contiene demasiada bilirrubina que el hígado ya no puede procesar.

4. Fatiga y debilidad.

Toda persona que padece problemas hepáticos con mucha frecuencia siente cansancio y poco apetito; si llegas a sentir estos síntomas sin saber de dónde provienen acude de inmediato a una asistencia médica.

5. Fiebre.

Algunos pacientes con problemas hepáticos sienten dolor abdominal y mucho cansancio. Si tienes estos síntomas, asegúrate de chequearte la temperatura y, si te ha aumentado, puede ser que tengas un cuadro infeccioso.

6. Dolor muscular.

Cuando hay trastornos funcionales del hígado, también se presentan muchos dolores en los músculos y articulaciones, incluso salen moretones en la piel y las piernas suelen hincharse.

Quizá te interese: Enfermedad del hígado graso: factores de riesgo, síntomas y 5 consejos para tratarla

7. Cambio en el color de las heces y orina.

Si tu hígado no cumple con las funciones asignadas, tu orina presentará un color más oscuro y tus heces cambiarán de consistencia.

8. Picazón en todo el cuerpo.

Es un cuadro bastante normal que tengas picazón en el cuerpo cuando sufres del hígado, esto se debe a la acumulación de bilis. Esta es la reacción del cuerpo a las toxinas que el hígado no pudo neutralizar.

9. Sangrado.

Es un síntoma poco común, pero las hemorragias nasales frecuentes se asocian con la deficiencia en los factores de coagulación sanguínea debido al mal funcionamiento del hígado.

En cada situación y dependiendo de qué haya causado la sobrecarga de toxinas, los síntomas pueden variar. En este caso es de carácter obligatorio la visita al médico.

¿Cómo debemos proteger nuestro hígado?

Como ya sabemos, el hígado es un filtro que limpia constantemente la sangre de sustancias tóxicas para el cuerpo. Nosotros mismos nos encargamos de ponerlo en riesgo con la cantidad de cosas indebidas que ingerimos.

Para proteger tu hígado y ayudarlo a cumplir su trabajo esto es lo que debes evitar:

Alcohol, comida grasosa, sedentarismo, uso de suplementos para perder peso, constante ingesta innecesaria de analgésicos y algunos otros medicamentos.

Ahora bien, si quieres un hígado saludable, no solo basta con dejar los malos hábitos y derrotar a sus enemigos, también debes mantener una rutina de comida sana y balanceada.

Alimentos beneficiosos para tu hígado.

  1. Agua.
  2. Queso cottage.
  3. Cúrcuma.
  4. Miel.
  5. Granos.
  6. Frutas como: manzana al horno, plátano, melocotón, albaricoque y pera.
  7. Verduras como la calabaza, zanahoria, remolacha, coliflor, calabacín.

Esperamos que tomes muy en serio las recomendaciones aquí pautadas y que le des la importancia requerida al buen funcionamiento de tu hígado. Recuerda que la salud es lo primero.

Evita que la desinformación se convierta en tu enemigo a la hora de verte involucrado en cualquiera de los problemas indicados anteriormente y no dudes visitar a tu médico en caso de notar los síntomas.

¡Cuida tu salud y la de tus familiares!

Fuente: Step To Health, Thrillist

Quizá te interese: ¿Tu hígado está gritando por ayuda? Estas son 8 señales de que podría estar fallando bastante


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.