ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Un niño de 2 años no se despertó durante días debido a la picadura de una garrapata

Date June 18, 2019 02:11

Incluso al estar conscientes del peligro potencial de las picaduras de garrapatas, muchas personas no tienen prisa por buscar ayuda si acaso pudieron eliminar al parásito por su cuenta y trataron cuidadosamente el lugar de su detección.

Pero semejante negligencia puede tener consecuencias muy serias.

En junio de 2019, muchos medios de comunicación compartieron la historia de Jackson Oblisk, de 2 años, originario de Kentucky, Estados Unidos.

Resulta que, después de un paseo por el parque, la madre encontró una garrapata en el cuerpo del niño y de inmediato se la quitó, asegurándose de que la cabeza del parásito también había salido por completo.

Unos días después, el niño comenzó a tener fiebre y su cuerpo estaba cubierto por una erupción.

Al principio, el niño fue tratado por una infección de oído, pero finalmente, terminó en la unidad de cuidados intensivos, donde cayó en un estado de sueño profundo durante unos cuatro días. Al final, Jackson fue diagnosticado con fiebre manchada de las Montañas Rocosas.

Esta es una enfermedad infecciosa aguda que se transmite a través de una picadura de garrapata y que, incluso con un tratamiento oportuno, termina con un desenlace fatal en aproximadamente el 5% al 8% de los casos.

Es más común en los EE. UU., Canadá y partes de América Central y del Sur, y puede causar daños importantes en el corazón, los riñones y otros órganos.

Los síntomas de la fiebre manchada incluyen:

  • Temperatura elevada.
  • Resfriado.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores en los músculos, articulaciones y huesos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Confusión.
  • Una erupción cutánea roja, no irritante.

Las manchas suelen aparecer en las muñecas y los tobillos, y se extienden rápidamente por todo el cuerpo.

Las complicaciones más peligrosas incluyen el riesgo de procesos inflamatorios en el cerebro, el corazón y los pulmones, la insuficiencia renal y la congestión en las extremidades, lo que puede llevar a su amputación.

Aunque la fiebre de las Montañas Rocosas ocurre principalmente en América del Norte y del Sur, no es la única amenaza que proviene de las garrapatas.

Otra enfermedad peligrosa que propagan es la enfermedad de Lyme. Por lo tanto, es importante conocer sus síntomas y comprender qué puede suceder en caso de que haya duda en cuanto a consultar o no con un médico.

La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana que no se transmite necesariamente con una picadura, de hecho, para que la infección progrese, basta con que la garrapata esté sobre la piel durante 24 a 48 horas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Публикация от Kathy Biro (@kathybiro)

Los síntomas aparecen en 3 etapas.

1. Después de una a dos semanas, aparece una erupción que no causa molestias en el cuerpo: manchas rojizas rodeadas de una piel más pálida y un contorno rojo, que a menudo desaparecen en aproximadamente un mes.

2. Cuando la bacteria se propaga en el cuerpo, la persona infectada experimenta lo siguiente:

  • Fiebre.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Dolor de garganta.
  • Problemas de la vista.
  • Dolores de cabeza y dolores musculares.
  • Agotamiento.

3. En unas pocas semanas más, el período de la enfermedad de Lyme de diseminación tardía comienza a evolucionar rápidamente, lo cual es irreversible en general:

  • Artritis.
  • Trastornos del ritmo cardíaco.
  • Problemas con la memoria y la concentración.
  • Disfunciones cerebrales.
  • Confusión.
  • Trastornos del habla.
  • Entumecimiento de las extremidades, etc.

La mejor manera de protegerse es evitar las infecciones, usar repelentes, tener cuidado al elegir lugares para caminar y descansar, proteger la superficie del cuerpo con ropa adecuada y examinar regularmente la piel en busca de garrapatas.

Pero, incluso si decidiste eliminar al parásito por tu cuenta, aún así deberás consultar con un médico, porque siempre debes tener en cuenta todas las posibles consecuencias del contacto con el insecto.

Mejor no arriesgues la salud propia y la de tus seres queridos, haz lo correcto y busca atención médica.


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.