ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

¿Nacimientos asistidos? Pros y contras de que el esposo esté presente durante las labores de parto

Date April 26, 2019 03:09

Los nacimientos asistidos por la pareja es un fenómeno común en los Estados Unidos y en otros países europeos desde hace algún tiempo; no obstante, hay varios mitos alrededor de ellos.

En ese sentido, veamos a continuación qué es cierto y qué consecuencias podría traer un nacimiento asistido por la pareja.  

ArturVerkhovetskiy / Depositphotos.com

Mito 1: Un hombre solo obstaculizará mis labores de parto: podría desmayarse y entonces tendría que cuidarlo.

La verdad es que si un hombre no pasa por la debida preparación para el parto, podría experimentar ansiedad y pánico; y, en ese caso, tendría que cuestionarse si es realmente útil su ayuda o no. 

olesiabilkei / Depositphotos.com

Recomendaciones:

Antes de pedirle a tu esposo que te ayude durante las labores del parto, asegúrate de inscribirte con él en seminarios o programas de formación para nacimientos asistidos, algunos de ellos están incluidos dentro de los cursos que se brindan a mujeres embarazadas. 

Durante el programa, tu esposo aprenderá mucho sobre los biomecanismos relaciones con el parto, así como masajes especiales y ejercicios de respiración para cuando llegue el momento esperado. 

Ya luego de haber completado la formación, podrás escoger conscientemente si quieres que él te apoye en el parto (un reto muy serio que requiere de gran responsabilidad). 

Mito 2: Mi esposo no quiere estar presente durante el parto porque le tiene miedo a la sangre. 

AndreyBezuglov / Depositphotos.com

Recomendaciones:

Si logras convencer a tu esposo de la importancia de asistir a los cursos de formación sobre los nacimientos asistidos, él aprenderá sobre los tres periodos distintos del parto: primero vienen las contracciones, este es el más largo y podría tardar entre 2 y 24 horas.

En este punto, no hay sangrado y la mujer requiere de apoyo psicológico, cuidado y de la compañía de alguien que le ayude a crear una atmósfera de paz y seguridad. 

monkeybusiness / Depositphotos.com

Si un hombre no puede tolerar la sangre, él puede abandonar la sala de partos cuando hayan llegado el segundo o tercer estadio: sin embargo, muchas veces, luego de haber estado con la mujer durante las contracciones, los hombres toman la decisión de quedarse con ellas hasta el final (esto ya dependerá de ti y de tu esposo).  

Mito 3: Un hombre no necesita estar durante las labores del parto, eso es trabajo de la mujer. 

SimpleFoto / Depositphotos.com

Recomendaciones:

Si solo se trata de estar presente sin apoyar, pues es mejor que él no se quede allí; pero si un hombre desea asumir una función más activa, su participación será definitivamente vital: él se podrá encargar de monitorear la respiración de su esposa, darle masajes especiales, ayudarla a relajarse, entre otros. 

En definitiva, el apoyo de un hombre bien preparado para el parto puede ser de gran utilidad; además, los psicólogos afirman que los hombres que ayudan a sus esposas en esta tarea, serán mejores padres e invertirán más tiempo en sus hijos. 

Mito 4: Un hombre que presencia el parto puede perder la atracción sexual hacia su esposa y eso podría acabar con la relación. 

nata-lunataD / Depositphotos.com

De acuerdo con las observaciones realizadas por innumerables psicólogos, la mayoría de las parejas que pasaron por nacimientos asistidos se han hecho más fuertes y han fortalecido, con ello, sus matrimonios: ahora sus relaciones son más cálidas y sólidas que antes. 

El nacimiento asistido por la pareja es una forma de ayudar a mantenerse más unidos y mejorar las habilidades de trabajo en equipo de los esposos.

nd3000 / Depositphotos.com

Los problemas sexuales entre la pareja podrían aparecer solo si el hombre no asiste con seriedad y compromiso a los cursos especiales, y se aparece en la sala de partos sin ningún tipo de preparación psicológica previa; siendo así, él podría llegar a experimentar estrés severo y esto podría traer consecuencias negativas en su relación con su esposa.   

Cuando entre una pareja hay respeto y confianza, ambos saben negociar y tomar juntos decisiones consensuadas; así que el nacimiento de un bebé debería ser un evento importante que los ayude a unirse aún más. 

Como ya se dijo antes, los nacimientos asistidos por la pareja son una excelente oportunidad para fortalecer la relación entre la pareja, ¿no crees?

¡Cuéntanos qué piensas!

Fuente: Psicóloga práctica psychologist, terapeuta Gestalt, consejera familiar Elina Rosina


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.