ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Decisión polémica: mujer dejó que su hija de 10 años presenciara el nacimiento de su hermana

Date September 24, 2019 23:52

El nacimiento de un nuevo miembro es especial para toda familia. En los últimos tiempos, cada vez es más común que las madres decidan tener a sus bebés en casa o acompañadas de sus parejas y en casos más alocados, de alguno de sus hijos.

Paulina Splechta es una fotógrafa muy talentosa que se especializa en filmar nacimientos. Una de sus clientas, ​Catherine Cook, se preparaba para dar a luz a su tercer hijo y quería que Kayla, su hija de diez años, estuviera presente en la sala de partos.

La joven estuvo feliz de acompañar a su madre en el recibimiento de su nueva hermanita, Everly.

A pesar de su corta edad, Kayla demostró una madurez y un entusiasmo únicos durante todo el proceso.

La fotógrafa publicó algunas fotos del nacimiento de Everly en su cuenta de Instagram y aseguró que ella siempre había querido fotografiar un momento entre madre e hija de estas características y que, finalmente, gracias a la familia Cook lo pudo lograr.

El usuario @bbrendaf19 comentó:

¡Dios, qué hermoso! Gran trabajo al capturar estas fascinantes emociones. ❤❤❤

Por su parte, @cesyogafit dijo al respecto:

Wow. Esto es asombroso. Nunca había visto algo así, tan real, lo amo.

Las tiernas fotografías conmovieron a los internautas, quienes apreciaron el milagro de la vida a través de los ojos de la muchachita.

Decisión polémica: mujer dejó que su hija de 10 años presenciara el nacimiento de su hermana Paulina Splechta / Facebook

Con su lente y su ojo profesional, Paulina logró captar la felicidad, el miedo y la sorpresa en el rostro de Kayla mientras era testigo del nacimiento de su hermanita menor.

Decisión polémica: mujer dejó que su hija de 10 años presenciara el nacimiento de su hermana Paulina Splechta / Facebook

Sin embargo, hubo un comentarista preocupado por el bienestar de la adolescente.

@germangirlinsf_berlin_ dijo:

Precioso, pero me pregunto cómo ella manejó ver a su madre en tanto dolor.

El sitio BabyCenter descartó las preocupaciones al afirmar que no es más que un asunto de elección familiar y que, si todas las partes se sienten listas y el doctor no tiene problemas, un niño de más de cinco años debería poder ver el parto de su madre, siempre y cuando exista la madurez psicológica suficiente.

Además, el portal Kidspot compartió su opinión al respecto con un caso similar en el que una madre de tres dio a luz a su cuarto hijo con el resto de la familia presente. En este caso, se trató de un evento familiar que unió mucho a los hermanos y fue un éxito. Sin embargo, al final de cuentas, es una decisión muy personal.

¿Tú qué opinas? ¿Crees que es adecuado que los niños vean un parto? La heroína de nuestra historia, Kayla, se veía de los más feliz y recibió a su hermanita con una sonrisa, así que esto deja mucho qué pensar. ¿No te parece?