Adolescente de talla grande demostró que el peso extra no es un problema para alcanzar la gracia

Inspiración

January 16, 2019 23:26 By Fabiosa

Las personas a menudo se niegan a hacer algunas cosas, considerándose “inapropiadas” para una actividad específica, al conrtario de estos padres que le entraron al ballet sólo para estar con sus hijas.

Sin embargo, hay excepciones a esta regla; algunas personas lograron demostrar a cabalidad que ningúna norma o estereotipo lograría impedir que alcanzaran sus sueños, como el caso de este joven chino que perdió sus brazos pero eso no evitó que aprendiera a tocar el piano con los pies.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lizzy Howell (@lizzy.dances) on

Otro caso es el de la adolescente Lizzy Howell, de Delaware, quien no se parece a ninguna otra bailarina de ballet y aún así se ha convertido en una personalidad muy famosa en todo el mundo.

Quizá te interese: La lucha de Maya y Mohammed: No tienen piernas, pero salen adelante con creatividad y optimismo

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lizzy Howell (@lizzy.dances) on

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lizzy Howell (@lizzy.dances) on

El sobrepeso de la niña está lejos de ser aceptado por la mayoría, lo que en repetidas ocasiones ha sido una excusa para ridicudizarla. Sin embargo, cuando los bocones ven a Lizzy en el escenario, no pueden creer que ella sea capaz de lograrlo y los deja callados.

A continuación un video de Lizzy (se recomienda activar los subtítulos en español de YouTube):

Howell se hizo famosa en todo el mundo después de que se publicara en Internet un video con sus impresionantes pasos de ballet. Puede apreciarse que gira once fouettés seguidos (giros) con mucha facilidad y realiza una serie de piruetas.

Quizá te interese: ¿Cuál fue su truco? 10 personas que salieron victoriosas en su lucha contra el sobrepeso

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lizzy Howell (@lizzy.dances) on

Debido a que Howell es diferente a sus compañeras, a menudo tiene que enfrentar críticas muy duras, e incluso crueles. Sin embargo, ella trata de no prestar atención a tales exclamaciones negativas y continúa participando en su actividad favorita, a la que ya ha dedicado más de 10 años de su vida.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lizzy Howell (@lizzy.dances) on

Además del ballet, a Lizzy también le gusta el jazz y el tap dance, y los baila 4 veces por semana, demostrando que el trabajo duro ayuda a lograr resultados increíbles.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lizzy Howell (@lizzy.dances) on

Lizzy no es la única que desafía los prejuicios y revienta los estereotipos. Anteriormente, escribimos sobre Kimmy Leahy, de 32 años, quien demostró que nunca se es demasiado "pesada" como para hacer pole dance.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Kimmi (Tiger) Leahy (@kimmi_joy) el

Estas hermosas mujeres nos recuerdan una vez más que todas las personas, independientemente de su tamaño, peso, edad y otras características, merecen un trato igualitario. ¿Qué piensas al respecto? ¿Estás de acuerdo en que todas las personas son iguales?

Quizá te interese: Ella llegó a pesar 140 kilos, pero lo que hizo con yoga es algo que ya inspiró a miles