Milagrosa transformación: Perdió más de 40 kilos solo para poder jugar con su hijo

El sobrepeso y la obesidad son problemas de los que muchas personas sufren; algunas lo aceptan y combaten sus problemas, mientras otros lo ignoran o no hacen nada para cambiar. Hay muchas motivaciones detrás de los cambios que muchas personas quieren hacer para mejorar sus vidas y en el caso de Adam Molloy, protagonista de esta historia, su principal razón fue su hijo.

Adam pasó de ser un joven bastante apuesto a pesar más de 130 kilogramos y sentirse siempre inseguro y con baja autoestima.

Quizá te interese: Obesidad por toxinas en los intestinos: 10 señales que indican que este podría ser el problema

Cuando el hijo de Adam comenzó a crecer y a caminar y eventualmente, correr, este hombre se dio cuenta de que su estado físico no le permitía seguirle el ritmo a su pequeño.

Quizá te interese: A esta mujer le hicieron una transformación tan extrema que su esposo terminó en lágrimas

En 2017, se unió a un grupo llamado Slimming World, el cuál se especializa en desarrollar dietas especiales para perder peso y en dar apoyo emocional a los que pelean en contra de la obesidad. El éxito de Adam no tuvo mayores secretos, pues se basó en alimentarse mejor y en pensar positivamente.

Es sabido que la obesidad causa muchos problemas colaterales como la diabetes, hipertensión, problemas para dormir y muchas otras enfermedades; pero es menos conocido que esta condición también causa problemas de humor, de autoestima y coarta las relaciones con otros seres humanos.

Según la revista Shape las personas obesas suelen, eventualmente, recluirse en sus propias vidas y a sentirse avergonzadas ante los demás y ante sí mismas, lo que causa problemas de todo tipo, especialmente a nivel social y familiar.

Pero Adam Molloy un buen día decidió dejar su estilo de vida poco saludable y logró perder más de 40 kilogramos y ahora parece que se hubiese quitado también una década de encima. Todo gracias a su hijo y por su hijo. ¡Qué belleza lo que la paternidad puede lograr! ¿No les parece?

Quizá te interese: De "gordito y ñoño" a "musculoso y macho": una transformación muy inspiradora