Maternidad honesta: una madre bloguera compartió su experiencia con toda la crudeza del caso

Inspiración

February 1, 2019 00:57 By Fabiosa

Desde que existen las redes sociales, muchas celebridades comparten fotos de sus cuerpos y sus vidas pocos días después del parto: hacen ver como que si nada hubiese pasado, dando la impresión de que la maternidad es simple.

Para algunas madres exhaustas que viven la realidad de la maternidad (como Keira Knightley), este tipo de publicaciones son, como mínimo, desagradable. Pues finalmente, una bloguera americana parece haber tomado la batuta en exponer este tema con toda la crudeza del caso.

Quizá te interese: 5 vitaminas que son muy efectivas para contrarrestar la pérdida de cabello

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Colleen Ballinger, una comediante muy famosa en YouTube, compartió sus experiencias en el embarazo, parto y maternidad temprana al traer al mundo al bebé Flynn.

Ciertamente, la maternidad no es fácil (lo dice hasta la duquesa Catherine) y el punto de la publicación de Ballinger era ser la voz que revelara estas dificultades.

Como epítome de su experiencia, Colleen compartió una foto en Twitter muy cruda con la que muchas mujeres se sintieron identificadas.

Quizá te interese: 7 trucos para evitar las arrugas matutinas y levantarse con la cara tersa y reposada

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Sin maquillaje.

Vomito de bebé.

Leche goteando.

Vasos sucios.

Peso y piel extra por el embarazo.

Orine de bebé.

Veo que muchas madres en Internet hacen ver a este estilo de vida como algo perfecto y fácil. Pero esta es la versión más real de lo que es ser madre. Espero que más gente pueda mostrar esta realidad y no la versión más perfecta, porque las cosas desordenadas también son hermosas.

La foto de Colleen, con una camisa sucia, sin maquillaje y la habitación hecha un desastre, fue muy popular en las redes y muchas mujeres, también madres, comentaron sin chistar:

Se te olvidó el cabello, que probablemente no ha sido peinado y menos lavado en días. Esa fue siempre mi parte favorita de ser una nueva madre.

Es diferente para cada madre, puede ser más fácil para algunas, más desastroso para otras y muy difícil para algunas. Lo importante es que las fallas sean tan aceptadas como la belleza.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Muy crudo, ¿no les parece? Al final, la maternidad nunca es sencilla pero ciertamente, es el proceso más hermoso de la vida. ¿Qué opinas sobre esta publicación?

Quizá te interese: Niño falleció al caer en un drenaje y muchos padres se preguntan: "¿cómo proteger a mis hijos?"