Con el 85% del cuerpo quemado, logró amar a sus cicatrices: ahora inspira a otros a hacer lo mismo

Inspiración

June 7, 2019 17:49 By Fabiosa

Si crees que tu vida es difícil, dura o incluso trágica, deberías conocer a Kenny, un hombre que sobrevivió a un horrible accidente en su infancia. Pero, también debemos decir que, con el tiempo, aprendió a aceptar su cuerpo tal como es, y eso le ha servido para inspirar a miles de personas en Internet.

La historia de Kenny Matthews.

Cuando Kenny tenía 3 años, le ocurrió una terrible tragedia que le dejó secuelas para el resto de su vida. Él jugaba y veía la televisión, y no notó que un incendio había comenzado en su casa. Su abuelo actuó tan rápido como pudo y logró salvar a su nieto, pero su acto heroico le costó la vida y el chico no salió ileso del todo.

Como consecuencia, las quemaduras cubrieron el cuerpo de Kenny en un 85%.

Desde entonces, han habido muchos momentos de reflexión que lo han llevado a lamentarse de su suerte, pero eventualmente se dio cuenta de que todo sucede por una razón, y que las malas experiencias en la vida nos hacen más fuertes.

Le eché un vistazo a mi vida y pensé: "Hombre, realmente has pasado por mucho".

Kenny no ha dejado que su pasado reine su presente y lo derrote, por eso ha buscado maneras de despejar su mente de pensamientos innecesarios, y así logró encontrar algo que realmente lo hace feliz: el baile.

Además, ha alcanzado la fama en Instagram, con 166.000 seguidores a quienes inspira todos los días con su ejemplo y su actitud positiva ante la vida.

Sin embargo, no todo ha sido un sendero liso y sin obstáculos, de hecho, ya está acostumbrado a la intimidación y a las burlas constantes en línea. Pero él entiende que algunas personas siempre dirán cosas malas sin importar quién seas y qué realidad te haya tocado en la vida. Él nunca se lo toma a pecho y siempre trata de no compararse con los demás.

Por cierto, Kenny no es el único que encontró la fuerza para creer en sí mismo y apoyar a otras personas después de una tragedia.

El novio psicópata de Katie Piper contrató a alguien para que le rociara ácido sulfúrico: su cara resultó muy quemada y quedó ciega de un ojo. Como consecuencia, su vida cambió por completo y tuvo que sometrse a 40 cirugías para tratar de reparar el daño.

Pero, después de un tiempo, Katie se aceptó a sí misma y decidió lanzar una fundación para ayudar a las víctimas de quemaduras con el tratamiento necesario.

Katie es otro ejemplo de resolución y valor capaz de inspirar a todos aquellos que deben vivir todos los días con las secuelas de accidentes y atentados en sus propios cuerpos. ¡Y eso es digno de admiración!

En cuanto a Kenny, hay algo de lo que él está 100% seguro: la belleza está dentro de nosotros. ¿Estás de acuerdo?