Un chico británico de 24 años gastó $18.000 para obtener los labios perfectos, pero no se detuvo ahí

Inspiración

May 14, 2019 17:34 By Fabiosa

Muchas personas intentan imitar a sus ídolos. Para algunos, el fanatismo llega tan solo a hacer que copien los peinados o el maquillaje de las estrellas, pero hay otros que no tiene límites.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by James Holt (@jamesholtx) on

James Holt, de 24 años, y originario de Manchester, es fanático de Kylie Jenner. Desde temprana edad, él solía avergonzarse de sus labios delgado, y a la edad de 16 años comenzó a recibir rellenos para aumentar su volumen.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by James Holt (@jamesholtx) on

Hasta ahora, el joven ha gastado más de 18 mi dólares en procedimientos de belleza.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by James Holt (@jamesholtx) on

Además de los labios, que Holt agranda cada 3 meses, el chico ha tenido 2 operaciones de nariz, regularmente tiene inyecciones de bótox (incluso en las axilas) y blanquea sus dientes dos veces al año.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by James Holt (@jamesholtx) on

James admitió que las cirugías frecuentes le han causado problemas, ya que sus labios han comenzado a rechazar los rellenos y se le notan moretones debido al tamaño de estos. Además, ya no puede respirar por la nariz y, a menudo, se despierta por la noche sin poder respirar bien.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by James Holt (@jamesholtx) on

Aún a pesar de todos los riesgos, el británico no piensa renunciar. Tiene la intención de continuar recibiendo inyecciones porque no quiere verse "aburrido y simple".

Nunca dejaré de operarme, y no creo que alguna vez llegue a ser feliz con mi cara o mi cuerpo.

– compartió Holt.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by James Holt (@jamesholtx) on

Los familiares de James creen que ha ido demasiado lejos y le advierten que se detenga antes de que sus labios "exploten".

Es posible que hayas escuchado casos similares al de este joven, como el de la canadiense Mary Magdalene, quien gastó una fortuna para tener labios como los de Angelina Jolie.

Parece que en la búsqueda de la belleza, estas personas han perdido completamente el contacto con la realidad y ahora no hay nada que pueda detenerlos. Lo más triste es que nunca podrán recuperar su aspecto natural.

¿Qué opinas de estas transformaciones extremas?