PSICOLOGÍA

Un nuevo hogar: historias que muestran lo hermoso que puede ser cambiar la vida de un niño

Date August 7, 2019 18:51

A continuación presentamos 3 historias cortas de mujeres valientes que no fueron indiferentes, sino que cambiaron el mundo de 3 pequeños angelitos al darles la bienvenida a una familia amorosa.

Un nuevo hogar: historias que muestran lo hermoso que puede ser cambiar la vida de un niñoKichigin / Shutterstock.com

1. Daria adopta a Vasilisa.

Cuando Daria adoptó a Vasilisa, estaba embarazada y ya tenía un hijo; los funcionarios en Servicios de cuidado infantil pensaron que estaba loca, ¡debía dar a luz en dos meses!

Pero, por otro lado, la joven había soñado con adoptar a un niño durante 10 años: ella quería una hembra; pero después de mucho hojear las listas de perfiles de los niños en adopción, llegó a la conclusión de que quería a un pequeño con discapacidad.

Fueron los conocidos de Daria quienes le aconsejaron considerar a Vasilisa, la niña tenía parálisis cerebral espástica infantil, y su hermano mayor, quien estaba sano, ya había sido adoptado.

Desde el momento en que la vieron, Daria y su marido se dieron cuenta de que, aunque sería difícil, la niña de dos años se había ganado su cariño.

En el transcurso de cinco encuentros, la mujer preparó los documentos y tomó la decisión final de adoptar a la pequeña.

El secreto de su éxito para arreglárselas con sus 3 hijos está en el apoyo y el interés sincero de su marido por ellos.

Por el bien de la familia, Daria consiguió, además, un trabajo remoto.

Pero, claro, ¡es mucho más fácil decirlo que hacer posible la adopción de un niño!

2. Olga adopta a Uma.

Olga Bartysh es una artista, está casada y no considera su decisión como una hazaña heroica: ella y su marido Konstantin se negaron a "comprar" un niño, no le pagaron ni un céntimo a nadie por ello.

Cuando se enteraron de que había un nuevo niño disponible, corrieron a su encuentro: se trataba de una niña gitana de 3 años de edad.

A los felices padres solo les llevó un par de meses adoptar a la niña; pero los problemas aún estaban por venir: ayudar a adaptar a la pequeña "salvaje" a una vida en familia (la niña aún no sabía usar el orinal, por ejemplo), junto a dos hermanos, no fue nada fácil.

Cuando la niña empezó a sentir el amor maternal, dejó de morder y de rascarse tanto e incluso comenzó a caminar aunque doblando mucho las rodillas, cosa que no había hecho antes.

Uma (así es como Olga y Konstantin llamaban a su nueva hija) se comportaba de forma extraña, se retorcía y lloraba, haciendo berrinches cuando intentaban calmarla.

Su nueva madre adivinó que podrían ser ansias por la abstinencia de los sedantes: los romaníes en estado de mendicidad se los dan a los niños para que no lloren cuando la madre pide limosna.

Olga trató de aguantar las crisis de la niña con mucha paciencia y amor, pero una vez, desesperada, corrió al bosque y gritó a todo pulmón para drenar el cansancio.

Claro, la mujer no lo hubiese logrado si no fuera por el apoyo de su marido quien asumió sus responsabilidades en la crianza de los hijos.

Olga, a su vez, comenzó a pintar para vender, sin importar si tenía o no la inspiración suficiente.

Así, poco a poco, ellos encontraron el equilibrio que necesitaban, y no se arrepienten de haber tomado la decisión que tomaron.

3. Julia adopta a Ivan.

A diferencia de las dos anteriores, Julia, de Vladivostok, Rusia, vive sola; por lo que la decisión de adoptar un niño fue larga y difícil para ella.

Julia planificó cuidadosamente todas las etapas con anticipación, y todo ocurrió de acuerdo con el plan: después de tomar un curso para padres adoptivos, Julia solicitó una licencia en el trabajo y se dedicó por completo a su hijo Ivan, quien en el momento de la adopción tenía menos de un mes de edad.

La madre soltera promete decirle a su hijo toda la verdad sobre cómo se hizo parte de esta pequeña familia.

Un nuevo hogar: historias que muestran lo hermoso que puede ser cambiar la vida de un niñoStepanPopov / Shutterstock.com

Las estadísticas muestran que el número de niños adoptados disminuye cada año; sin embargo, aunque estas 3 mujeres podían dar a luz, ellas abrieron sus corazones a la experiencia de adoptar a un niño: ¿qué piensas de su valentía y decisión?