Esta chica compró un autobús destartalado por nada y lo convirtió en la casa de sus sueños

Siempre se ha dicho que, todo aquel que quiera tener una casa perfecta, debe construirla por sí mismo. Eso fue exactamente lo que hizo Jessie Lipskin: compró un viejo autobús destartalado del año 1966 con un gran proyecto en mente.

Compró el autobús por muy poco dinero, luego invirtió 3 años transformándolo y lo convirtió en una muy cómoda casa.

Todo empezó así:

Y así era el bus por dentro.

Pero esto no asustó a Jessie, quien inició su proyecto pintando el exterior del bus de blanco.

Luego, comenzó a reestructurar el interior.

Cubrió las superficies con madera, para mayor comodidad.

Quizá te interese: 5 cosas que nunca se le deben decir a la madre para no dañar la relación de forma irremediable

Mandó a construir los muebles a la medida.

Todo fue construido dentro del bus.

Así quedó la pequeña cocina.

Y este fue el increíble resultado final.

La casa tiene todo lo que se necesita para vivir cómodamente, especialmente una cama grande.

Una ducha.

Y una pequeña cocina, pero con todo lo necesario.

No podía faltar el armario. Como toda chica, Jessie tiene mucha ropa.

Ella está muy feliz en su nuevo hogar. ¡Ya hasta se hizo el correspondiente selfie en el baño!

Es una belleza. Qué buen gusto tiene esta chica.

Jessie demostró que con un poco de ingenio, todo se puede mejorar. Convirtió un viejo autobús dee 1966 en una casa de ensueño. ¡Sería genial poder verla en vivo y directo! ¿Dormirías en una casa así de particular?

Fuente: Interesnovsem

Quizá te interese: Compararon las fotos de Meghan y Harry cuando eran bebés: El resultado fue en verdad sorpresivo