Un rollo de papel podría salvar la vida de un niño: experta en seguridad automotriz demostró cómo

Familia y niños

November 1, 2018 05:00 By Fabiosa

Cada día, más de 3 mil personas mueren alrededor del mundo por accidentes automovilísticos. Las estadísticas demuestran que durante un año entero, la cifra supera los 1,24 millones. Sin embargo, el peligro podría no estar solo en las carreteras, sino también en el mismo automóvil. Es por ello que el uso de algo tan simple como un rollo de papel toalla o papel absorbente, podría prevenir una verdadera tragedia.

A los niños les encanta jugar en los carros y subir y bajar las ventanas eléctricas es uno de los juegos favoritos. Tristemente, esto no siempre termina bien, pues una ventana común de auto, puede tener hasta 36 kilogramos de fuerza, la cuál podría accidentalmente aplastar al niño y causarle una lesión, fatal en algunas ocasiones. El accidente más común es cuando el niño saca la cabeza por la ventana y presiona el botón con la rodilla o el pie. Es increíble pensar que, aunque suene extraño, muchos niños han sufrido lesiones y hasta la muerte por este tipo de accidentes. Por ejemplo, el caso de Steven Falkner de 4 años, quién falleció en un accidente de este tipo cuando el vidrio le aplastó la garganta y lo asfixió.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Es por ello que la fundación KidsAndCars, recomienda probar si los vidrios eléctricos de tu coche son seguros. La forma es haciéndolos subir y colocando un rollo de papel toalla para evitar que el vidrio suba completamente, algunos vehículos tienen un sistema de seguridad que detienen automáticamente al vidrio cuando hay presión, y así evitan aplastar o lastimar a un niño.

Con el papel absorbente, es posible comprobar si, efectivamente, el automóvil cuenta con este método de reversa para el vidrio, que al sentir presión se detiene y se vuelve a abrir automáticamente.

Quizá te interese: Padres alertan sobre los peligros de las escaleras de seguridad para las piscinas y los bebés (Video)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Además, es recomendable seguir otras medidas de seguridad, como la de tener siempre en el interior algo capaz de romper los vidrios del automóvil y el de contar con un buen sistema de seguros, que evite que los niños puedan abrir las puertas del auto cuando este está en movimiento; entre muchos otros.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Estos trucos no tienen nada del otro mundo, pero son muy importantes y reducen ampliamente la posibilidad de sufrir un accidente con lesiones, especialmente en los más pequeños e indefensos de la casa.

Quizá te interese: Niña de 3 años fue la única que murió en un accidente de auto y la culpa fue de su tablet


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.