VIDA REAL

Guía para hablar con los ancianos de la familia: 7 secretos para mantenerlos felices

Date January 10, 2019 19:55

Hablar con los ancianos de la familia, puede ser tan difícil y retador como hablar con los niños. ¿Cómo podemos comunicarnos con ellos para hacerlos felices y no dañar su bienestar ni salud?

He aquí 7 secretos que ayudan a lograr este cometido:

1. Dejar afuera lo negativo:

Guía para hablar con los ancianos de la familia: 7 secretos para mantenerlos felicesSeventy Four / Shutterstock.com

Los ancianos ya no necesitan preocupaciones o responsabilidades adicionales a intentar mantenerse bien a sí mismos. Es por ello que hay que evitar darles, siempre que sea necesario, malas noticias o hablar con ellos sobre cuestiones estresantes que no necesitan saber.

Quizá te interese: Un león anciano fue acorralado por las hienas, pero un león más joven vino a su rescate

2. Trata de no irritarte:

Guía para hablar con los ancianos de la familia: 7 secretos para mantenerlos felicesold woman sleepingJPC-PROD / Shutterstock.com

Esta no es fácil, pues muchos ancianos siguen tratando aún a sus hijos mayores, como si fueran niños pequeños. Así que lo importante es tenerles paciencia, ser amables e intentar entenderlos. Tal vez, ya el adulto mayor tenga algún problema psicológico que le evita razonar de forma correcta.

3. No rechaces su ayuda:

Guía para hablar con los ancianos de la familia: 7 secretos para mantenerlos felicesgettyimages

Para todo anciano, es importante sentirse útil. Así que si algún momento ofrecen algún tipo de ayuda, hay que permitirles darla. Esto los hará sentirse como otro miembro capaz de la familia y los alegrará mucho.

4. No trates de cambiarlos:

Guía para hablar con los ancianos de la familia: 7 secretos para mantenerlos felicesold woman working at the office and looking at the computerKaspars Grinvalds / Shutterstock.com

A medida que las personas van envejeciendo, se les hace difícil aprender cosas nuevas o deshacerse de viejos hábitos. Si no han cambiado por sí mismos en más de 6 ó 7 décadas, es poco probable que tú lo vayas a lograr. Así que, como se dijo anteriormente: ¡ten mucha paciencia!

Quizá te interese: El video de una niña sometida a un violento bautismo causó conmoción en las redes sociales

5. Permite que participen en las discusiones familiares:

Guía para hablar con los ancianos de la familia: 7 secretos para mantenerlos felicesKonstantin Yuganov / Shutterstock.com

Aparte de ser algo respetuoso, involucrarlos en las coversaciones, discusiones y decisiones familiares, permite que los más jóvenes aprendan de la sabiduría de sus abuelos y también, de cómo deben ser tratados con dignidad y cariño.

6. No te enojes con ellos:

Guía para hablar con los ancianos de la familia: 7 secretos para mantenerlos felicesretired grandpas hold and comfort sick babieswavebreakmedia / Shutterstock.com

Hay que recordar que la tercera edad viene acompañada de terquedad y otros comportamientos, a veces, difíciles de manejar. Es por esto que hay que ser responsables con las propias emociones y evitar causarles daño siendo muy severo con ellos. Si nos enojamos con ellos, es preferible no demostrarlo y tratarlos siempre con afecto y respeto.

7. Háblable regularlemente:

Guía para hablar con los ancianos de la familia: 7 secretos para mantenerlos felicesEugenio Marongiu / Shutterstock.com

Visitar a los ancianos de la familia de forma recurrente, o si no es posible, al menos llamarlos, es algo que hace muy feliz a los adultos mayores y les hace alargar sus años y disfrutar de una vejez más tranquila. Hay que hablarles de cosas positivas, de recuerdos agradables y escuchar sus historias, no importa si las han contado cientos de veces.

¿Lo ven? No es nada complicado mejorar la relación con los ancianos de la familia, algo que a su vez va a repercutir positivamente en su salud y también, en el bienestar de toda la familia.

Quizá te interese: Estas son las 7 frases más dolorosas que una madre podría escuchar de sus hijos


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.