7 señales de que una mujer ama demasiado a un hombre, y eso afecta su bienestar por completo

Familia y niños

May 13, 2019 19:56 By Fabiosa

Muchas mujeres pueden relacionarse con las cosas de las que habla la escritora estadounidense Robin Norwood en sus libros. Quizás es por eso que sus obras se han convertido en bestsellers. Son páginas reales y describen los problemas comunes que enfrentan las mujeres.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Leila Sohrab (@leilbooks) on

El Bestseller internacional nº1.

Mujeres que aman mucho.

Ahora con una nueva introducción.

En los libros de Norwood, ella presta mucha atención al problema de la codependencia en una relación. Muchas de nosotras podemos estar locamente enamoradas de un hombre sin siquiera darnos cuenta de cómo este amor ciego afecta negativamente nuestra salud y bienestar.

7 señales de que amas demasiado a tu hombre y eso está destruyendo tu vida.

1. La mayoría de tus conversaciones con amigos giran en torno a él.

Lo que digas, siempre comienza con "él".

2. Aguantas todos sus errores.

Sueles culpar el mal genio, la rudeza o la indiferencia de tu hombre con su infancia difícil y, a menudo, intentas tomar el papel de su terapeuta.

3. Esperas que cambie para mejor.

Puede que no te gusten muchos de sus rasgos de carácter o comportamiento, pero aún te aferras a la esperanza de que algún día él cambie para ti.

4. Tienes muchas inseguridades.

Crees que tienes innumerables defectos en los que necesitas trabajar todo el tiempo.

5. Tratas de ganar control sobre su vida.

Puedes elogiarlo por algunas de sus acciones, pero en realidad, todo es solo manipulación e intentas hacer que haga lo que quieres.

6. Siempre pones sus necesidades de primero.

Cuando piensas en la comodidad y el bienestar de otras personas, comienzas a vivir sus vidas en lugar de la tuya.

7. No puedes decirle que "no".

Aprende a confiar más en ti misma y menos en otras personas. No aceptes las ofertas de tu hombre ni estés de acuerdo con todo lo que dice solo para complacerlo. Piensa en tu opinión y necesidades.

Irónicamente, cuanto menos necesites al hombre, mejor compañera serás para él y más sana será tu relación. Deberías estar más interesada en ti misma que en tu pareja. 

Además, es mejor no elegir un compañero de vida que te quiera cambiar.

Comparte este artículo y déjanos saber tus comentarios al respecto.


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.