ENTRETENIMIENTO

Irreconocible: El exceso de cirugías plásticas hizo que Meg Ryan perdiera su encanto y su carrera

Date August 12, 2019 20:07

A pesar de que el envejecimiento es un proceso natural, en ocasiones puede ser muy difícil mirarnos al espejo y descubrir que todo nuestro aspecto físico está cambiando. Tal vez por esta razón muchas mujeres hacen esfuerzos exagerados por conservar su juventud.

Embed from Getty Images

Este es el caso de Meg Ryan, quien ha intentado mantener su belleza a pesar del paso del tiempo con ayuda de múltiples intervenciones estéticas. Sin embargo, las cosas no han salido exactamente como ella había esperado.

Embed from Getty Images

El 1 de julio de 2019, Meg y su hija Daisy True, quien actualmente tiene 15 años de edad, acudieron al desfile de moda Schiaparelli que se llevó a cabo en París, dentro del marco de la Semana de la Moda.

Embed from Getty Images

En las imágenes del evento, se puede observar que la actriz tiene un gesto particular: pareciera que mientras sonríe, intenta no llorar. Esta característica particular, ha hecho que muchos opinen que ella ha exagerado tanto con los estiramientos faciales, que ahora ni siquiera puede abrir bien la boca.

Embed from Getty Images

En esta imagen, donde aparece riéndose y conversando con la cantante Pixie Lott, puede notarse que las expresiones de su rostro son bastante particulares. Sin embargo, ella no para de involucrarse en nuevos procedimientos de belleza.

Embed from Getty Images

Desafortunadamente, Meg se ha convertido en un ejemplo de cómo la fascinación por la cirugía puede destruir por completo la vida y la carrera de una persona, ya que, desde que se volvió adicta a los tratamientos de belleza, sus apariciones en películas se han vuelto cada vez más esporádicas.

Embed from Getty Images

Por otra parte, su vida personal también ha estado llena de inconvenientes. En 2016, su pareja, John Mellencamp, la dejó por la supermodelo Christie Brinkley quien, aunque es mayor que Meg, aún luce mucho más natural. Sin embargo, más tarde la actriz decidió darle una segunda oportunidad.

Embed from Getty Images

Lamentablemente, a causa del abuso de las cirugías estéticas, es realmente difícil reconocer en ella esa belleza traviesa que la convirtió en la favorita de la audiencia en los años 80 y 90. ¿Qué opinas acerca de esta obsesión con el bisturí?