CELEBRIDADES

A pesar de su pasado subido de tono, esta Cenicienta moderna se convirtió en la princesa de Suecia

Date December 20, 2018 23:20

¿Qué debe hacer una chica común para convertirse en miembro de la familia real? Seguramente, la respuesta de muchos sería que debería tener una buena educación, una crianza digna, una apariencia dulce y una excelente reputación. ¿Verdad? Pues, debemos informarte que en la vida real, las futuras princesas podrían tener un origen bastante peculiar, además de estar tatuadas e incluso ser dueñas de un pasado oscuro. ¡Y puede que los príncipes conozcan a esa mujer de su vida no en alguna reunión de la realeza, sino en un club nocturno!

Hoy te contaremos la historia de Sofia Hellqvist, una chica normal que se casó con el Príncipe Carl Philip y se convirtió en princesa.

La retrospectiva de Sofia Hellqvist.

Sofia Hellqvist nació en 1984 y después de graduarse de la escuela secundaria, obtuvo trabajo como modelo de algunas revistas dedicadas a público masculino en las que le tocó tomarse algunas fotos subidas de tono. Después de su éxito en el negocio del modelaje, ella fue invitada a participar en un reality show televisivos que poseía algunos elementos eróticos. ¿Qué tal?

Después de eso, Sofía se mudó a Nueva York y estudió contabilidad, allí también aprendió yoga, se convirtió en instructora y posteriormente abrió su propio centro de relajación espiritual. Luego de vivir en los Estados Unidos, trabajó como voluntaria caritativa en algunos países como Sudáfrica, Senegal y Ghana.

 

Quizá te interese: La regla de la realeza que Meghan Markle no puede soportar en estos momentos

La historia de amor entre Sofia y Carl Philip.

En el año 2009, se puede decir que todo cambió para Sofía tras conocer al príncipe Carl Phillip en un club nocturno donde el miembro real solía relajarse con amigos. Después que comenzaron a salir, la chica inició un nuevo estilo de vida en el que le tocaba aparecer constantemente en varios eventos importantes junto a su novio real.

Carl y Sofía finalmente se casaron en 2015 y desde entonces, la ex modelo de revistas para hombres e instructora de yoga recibió el título real y se convirtió en princesa. ¡Increíble! ¿No?

La relación de estos tortolitos fue bendecida con dos hermosos hijos que llegaron a sus vidas posteriormente.

Aunque la princesa Sofía es a menudo criticada por su pasado, ella dice que no se arrepiente de nada.

Quizá te interese: El público arremete contra Meghan Markle por tocar con mucha frecuencia su vientre de embarazada

Mientras lees esas historias, puedes suponer que todos tienen la oportunidad de casarse con un príncipe. Sin embargo, después de haberlo pensado detenidamente, empiezas a considerar si realmente necesitas a un hombre con ese título.

¿Qué opinas? ¿Te gustaría ser una princesa?

Comparte este artículo y déjanos saber tus comentarios al respecto.

Quizá te interese: Sola en su habitación: Meghan Markle ahora pasará la mañana de Navidad sin el príncipe Harry