Revelados detalles inéditos de la luna de miel de Lady Di y Charles: Todo empezó muy mal

Celebridades

November 29, 2018 01:26 By Fabiosa

Aún hoy en día, muchos guardan en su memoria a esa icónica boda llevada a cabo el 29 de julio de 1981, en la cuál el heredero al trono británico se unió en matrimonio a uno encantadora joven llamada Diana. Este matrimonio se sobrepuso a la diferencia de edades que había entre ambos y al hecho de que el príncipe Charles mantenía una relación con Camilla, aunque estos obstáculos no tardaron mucho en causar serios problemas.

Los recién casados se fueron de luna de miel después de la ceremonia. Partieron desde la estación de Waterloo hasta Broadlands, tal como lo hicieran en 1947 los recién casados Isabel II y el príncipe Felipe.

Quizá te interese: Entre Charlotte y Kitty, sobrina de Diana, hay un parecido tan impresionante que no pasa desapercibido

Pero después de muy pocos días, Diana y Charles se fueron a pasar 11 días por el mediterráneo, parando en Túnez, Cerdeña, Grecia y Egipto, para luego volver al castillo de su familia en Escocia.

La luna de miel estuvo plagada de paparazzi tomando fotos, por lo que los príncipes tuvieron poco tiempo para la privacidad y mucho menos para el romance, aunque esta no fue la única razón.

Quizá te interese: Marie Sutton, la mejor amiga de Diana, confesó la verdad sobre los problemas de la Princesa

Un libro escrito por Tina Brown, llamado Las crónicas de Diana reveló que semanas antes de la boda, Diana aceptó que su futuro esposo seguiría dándole regalos a su amante. Peor aún cuándo Diana vio como su esposo llamaba a Camilla durante la luna de miel y cómo utilizaba siempre un brazalete que ella misma le había regalado.

La joven Diana era una romántica que deseaba la atención de su esposo, mientras Charles, siendo 12 años mayor, prefería leer, nadar, pintar y escribir cartas de agradecimiento, como también reveló el libro La Duquesa, por Penny Junor.

Desde sus primeros días juntos, Diana y Carlos estuvieron inmersos en discusiones y Charles, un hombre muy filosófico, pretendía hablar de Diana sobre sus lecturas y ella, en cambio, prefería hablar sobre su relación e intentar conocerse mejor.

Por si no fuera suficiente, toda la presión por parte de su esposo y también por la prensa, hicieron que Diana comenzara a sufrir de Bulimia. Su propio chef personal fue el que hizo pública la información sobre el desorden alimenticio que la Princesa comenzó a sufrir apenas meses después de su boda con Charles.

La pareja recién casada posaba como si nada estuviese pasando, sonriendo siempre, pero resultó que detrás de esas sonrisas se escondían sentimientos muy distintos. ¿Será que Diana y Charles notaron, desde su luna de miel, que su matrimonio había sido un error? Tal vez nunca lo sabremos, pero todo lo que pasó después fueron las tristes consecuencias de un matrimonio que nunca fue tal cosa.

Quizá te interese: Según los expertos, Meghan Markle está copiando a la princesa Diana con su actitud durante el embarazo