NOTICIAS DE CELEBRIDADES

Diana le dio a Carlos un impactante regalo de Navidad, pero al Príncipe no le gustó ni un poquito

Date December 12, 2018 21:02

Es innegable que la relación entre Diana de Gales y el príncipe Carlos fue muy complicada desde el principio. El heredero a la Corona Británica, no quería casarse con Diana, pero se dice que su padre, Felipe, lo convenció. Y es que de acuerdo a algunos biógrafos reales, ellos dos nunca fueron felices juntos, a pesar de las sonrisas que siempre le daban al público la impresión contraria. 

A pesar de todo lo anterior, hay quienes defienden que Diana quiso salvar a su matrimonio en un principio y que no escatimaba en sorpresas y regalos para alegrar y alagar a su difícil esposo.

Diana le dio a Carlos un impactante regalo de Navidad, pero al Príncipe no le gustó ni un poquitogettyimages

En diciembre de 1985, Diana le hizo un regalo muy especial a su marido, pues le preparó un baile sin que él se enterara. La princesa, meticulosamente ensayó el baile con su coreógrafo, Wayne Sleep, para luego presentar el número en un fiesta de Navidad privada en la Royal Opera House. Cuando el gran día finalmente llegó, todo el mundo estaba encantado con el talento de Diana, todos, excepto Carlos.

Quizá te interese: Entre Charlotte y Kitty, sobrina de Diana, hay un parecido tan impresionante que no pasa desapercibido

Diana le dio a Carlos un impactante regalo de Navidad, pero al Príncipe no le gustó ni un poquitogettyimages

Richard Kay, un periodista y amigo de Diana, afirmó lo siguiente:

Ella hizo el baile como un tributo a Carlos y este no estaba ni sorprendido, de hecho, pensó que ella estaba era luciéndose.

Ciertamente, no fue poca la valentía de Diana para subirse a un escenario con el gran Wayne Sleep y bailar frente a 2.500 personas para impresionar a su marido.

Vale la pena darle un vistazo a algunas imágenes de este único e irrepetible baile que, tristemente, Carlos no supo apreciar:

En algún momento, Wayne le pidió a Diana que le dedicara una reverencia a su esposo y ella, siempre muy espontanea, le respondió:

No lo voy a hacer, él es mi esposito.

La personalidad de Diana de Gales se resume en todo este asunto del baile y en su negativa a dedicarle una reverencia a su esposo. Hay que admitir que no todas las esposas del mundo prepararían algo tan especial y que muy pocos maridos rechazarían tan elaborada demostración de amor. Aunque, de seguro, habrá muchos que coincidirán con Carlos en que Diana solo estaba tratando de lucirse.

¿Qué opinas, fue un buen regalo o una simple excusa de Diana para quedar bien?

Quizá te interese: Según los expertos, Meghan Markle está copiando a la princesa Diana con su actitud durante el embarazo