Resulta que Diana rompió una botella en la cabeza de Charles durante su sexto año de matrimonio

Celebridades

March 4, 2019 17:58 By Fabiosa

Todo el mundo sabe que el matrimonio del príncipe Charles y Diana terminó en un divorcio escandaloso, pero no todos saben que su relación tuvo un comienzo difícil.

Las señales estaban claras: la forma en que el Príncipe le propuso matrimonio a Diana, el hecho de que una de sus ex, Camilla Parker Bowles, fuese invitada a la boda y que Charles solía salir con la hermana mayor de Diana.

Sin embargo, hubo un momento en que los esposos fueron realmente felices.

La transformación de Lady Di fue tan rápida como el desarrollo de su relación con el Príncipe. Después de que se anunció el compromiso, una maestra inglesa modesta se convirtió, rápidamente, en la mujer que se suponía que algún sería Reina.

Quizá te interese: Entre Charlotte y Kitty, sobrina de Diana, hay un parecido tan impresionante que no pasa desapercibido

La responsabilidad que recayó sobre los hombros de esa chica de 20 años fue enorme. De repente, se convirtió en el objetivo número 1 de los reporteros y paparazzi.

Durante el primer año de matrimonio, Diana y Charles se veían realmente felices, aunque Andrew Morton reveló algunos detalles impactantes de esta unión en un libro biográfico titulado Diana: Her True Story - In Her Own Words. Según este libro, la princesa siempre supo que Camilla no se alejaba de Charles, y que además Diana desarrolló un trastorno alimentario, que fue difícil de manejar, debido al estrés constante.

 

A post shared by Julia Heuse (@juliaheuse) on

Charles nunca estuvo muy emocionado por su matrimonio con Diana Spencer. Según un libro de Sally Bedell Smith, él siempre estuvo atormentado por el hecho de que no podía casarse con Camilla.

Quizá te interese: Los 4 errores de Diana: lejos de ser perfecta, la princesa cometió estos errores con recurrencia

A pesar de todo lo anterior, la vida de la princesa y el príncipe de Gales sí tenía sus momentos divertidos. Según lo publicado por MI6, hubo uno en particular en diciembre de 1986, cuando fueron a conocer el set de grabación de una película de James Bond.

En estos escenarios, el príncipe quedó emocionado con todas las cosas para la grabación, y le pidió a Diana que le reventara una de las botellas falsas en la cabeza. La botella, claro está, estaba hecha de azúcar y era una botella de utilería de las que se utilizan para las películas.

En aquel entonces, se dijo que la princesa se había negado inicialmente, pero como Charles insistió, ella cumplió su petición.

No podemos saber lo que ella sintió en ese momento. Quizás fue vergonzoso, pero quién sabe, tal vez Diana disfrutó esa pequeña e inocente "retribución". ¿Qué opinas?

Quizá te interese: La curiosa historia del peinado corto tan famoso de Diana: ella lo convirtió en tendencia mundial