10 señales que te indican que tienes un complejo de inferioridad

Inspiración

March 5, 2018 11:10 By Fabiosa

Desafortunadamente, el complejo de inferioridad es muy común, incluso entre mujeres adultas, incluso entre mujeres que no saben que tienen este problema. A veces una mujer puede transmitir que es muy fuerte y segura de si misma, pero también es probable que no esté exenta de esta situación.

Es importante que sepamos cómo reconocer que sufrimos de este complejo para poder tratar de superarlo. Seguramente has tenido momentos difíciles en la vida, como todas las personas, pero el problema inicia cuando empiezas a creer con cierto fervor que no eres lo suficientemente buena para hacer algo o algunas cosas.

saltodemata / Shutterstock.com

Algo un poco extraño es que algunos expertos en psicología consideran que gracias al complejo de inferioridad es que nacen los deseos de superación y las personas se ven impulsadas a superarse. Es decir, una vez que se sienten inferiores a otros, empiezan una lucha por cambiar su estado o su situación y luego llegan a cumplir metas que los convierten en personas exitosas.

No obstante, esto no implica que el complejo de inferioridad sea algo positivo en tu vida. Si te impulsas a lograr tus metas podríamos considerar relativamente que ese complejo fue un impulso y se tradujo en buenas cosas, pero si te estancas en ese sentir y no avanzas, trae como consecuencia situaciones negativas. Algunos de los síntomas son severos y necesitan de apoyo profesional para poder ser superados y hallar un estado psicológico saludable. Acá te mencionamos algunas señales que te ayudarán a reconocer si tienes este complejo.

1. Culpas al universo por tus fallas

Si eres de las personas que buscan causas externas para explicar los errores o los fracasos en su vida, es muy probable que estés sufriendo de un complejo de inferioridad. Las personas con este complejo no suelen admitir sus propios errores, por lo que sólo hallan una explicación en las cosas negativas que le suceden.

2. Eres excesivamente sensible a las opiniones

saltodemata / Shutterstock.com

Es cierto que a todos nos molesta que alguien esté haciendo malos comentarios sobre nosotros y eso es normal. No obstante, si tienes un complejo de inferioridad puedes saberlo cuando te irrita demasiado escuchar las opiniones de tus amigos o de tus familiares acerca de ti, de alguna actitud que estás teniendo o de algo que hiciste. El problema es básicamente que no sepas reconocer cuando están intentando darte su opinión para ayudarte y para que puedas mejorar como persona y lo tomes a mal.

3. Odias competir

Si tienes este complejo, es muy probable que no te guste en absoluto competir con otras personas. Normalmente, quienes tienen este complejo son personas que sienten que no vale la pena competir porque no se consideran a si mismos como alguien digno de la competencia y piensan que van a perder por no tener lo necesario para enfrentarse al otro. El problema de tener este pensamiento es que, quizás, si tienes las capacidades para merecer una victoria pero tus propios frenos no te permiten lograr metas que te gustarían.

4.Sueles aislarte de la sociedad

Este punto es similar al anterior. A causa de que no te sientes lo suficientemente preparado para conversar o compartir ideas con otros, terminas aislando tu mundo y quedas solo por miedo a enfrentar situaciones que impliquen retos. Otra razón es que prefieres aislarte antes de escuchar lo que otros tengan por decir de ti.

5.Sientes que todas las fallas están en otros

fizkes / Shutterstock.com

Uno de los problemas más recurrentes de quienes tienen el complejo de la inferioridad es que consideran siempre que alguien más tiene la culpa de cualquier cosa que pasa. Incluso cuando se equivocan, quienes tienen este complejo no son capaces de aceptarlo y la explicación que consiguen es que el otro no hace las cosas bien. A pesar de tener complejo de inferioridad, terminan llenándose de cierta arrogancia y creen ser mejores que otros, lo cual termina siendo un exceso de autoestima.

6. No aceptas críticas constructivas

Así como no aceptas críticas ni opiniones, tampoco importa que sean críticas positivas o constructivas. A pesar de que este tipo de críticas son dadas por las personas para que logres mejorar y llegar a un nivel superior de efectividad en lo que sea que estés haciendo, sientes que estás perfectamente como ya sabes que eres y no aceptas la sugerencia de un cambio.

Quizá te interese: Nuevo estudio demuestra que un camino a la felicidad puede ser el odio y la ira

7. No reconoces el éxito de otro

Por el complejo, sientes que es una especie de competencia el hecho de que otra persona tenga éxito y prefieres no reconocerlo. No te gusta el hecho de que otra persona sea mejor o que haya podido lograr algo que tú quieres y te cuesta lidiar con el hecho de que otra persona haya logrado su meta. Este sentimiento es muy recurrente entre los que sufren este complejo y termina siendo percibido por otros como arrogancia.

8. Tus necesidades las dejas de último

Por el hecho de considerar que otras personas son mejores o más importantes que tú, si tienes este complejo tiendes entonces a dejar tus necesidades para después porque no les das el valor que merecen. Ves a las demás personas encima de ti y no te das la prioridad que deberías.

9. Quieres la atención de otros

pixelheadphoto digitalskillet / Shutterstock.com

Las personas con este complejo sienten que deben mirar hacia otro lugar para conseguir una respuesta a si están bien o no. En vez de buscar la respuesta dentro de si mismos o en las personas de confianza, intentan ser aceptados por todos y les preocupa demasiado saber cuál es la opinión sobre sus acciones. A pesar de que ya explicamos que es posible que se aíslen los que tienen este complejo, también es posible que su pregunta frecuente sea "¿qué piensan de mi?".

10. Dejas las cosas para después

Cuando este complejo está presente en nuestras vidas, es también una característica que nos cueste mucho empezar a hacer las cosas, ya que no sabemos si las haremos bien y tenemos la duda inmensa de que no estamos preparados para lograr un objetivo. Desde algo sencillo como ponerse a escribir una circular o empezar a hacer un deber de la casa, se convierten en un reto que no creemos poder superar por esa inferioridad que sentimos.

Si alguno de los síntomas que describimos acá son parte de lo que has llegado a sentir y te sientes identificada, pues es recomendable que visites a un psicólogo que te podrá ayudar con este proceso, ya que es posible que tengas el complejo de inferioridad.

Como dijo Eleanor Roosevelt en una oportunidad: "Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento". Toma esta cita en cuenta para que puedas sentirte mejor cada día y te demuestres que eres una persona que podrá superar cualquier reto si te lo propones.

Quizá te interese: Esta modelo logró perder 100 kilos en 2 años… ¡Y ha inspirado a muchas personas con sobrepeso!

El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.