Un estudio científico revela la importancia de los abrazos para la felicidad de los seres humanos

Noticias

December 19, 2017 14:16 By Fabiosa

Cada vez más investigaciones confirman la importancia del contacto físico entre las personas. Los científicos han encontrado evidencia convincente sobre las mejoras en el bienestar y el estado emocional de quienes a menudo abrazan a otras personas y al hacerlo experimentan una sensación placentera. Los amantes de los abrazos explican por qué les gusta abrazar a otras personas: "me da ánimos, me siento feliz y listo para mover montañas". Pero también existe una explicación científica para respaldar esta afirmación.

Antonio Guillem / Shutterstock.com

Desde el punto de vista de los procesos que ocurren en el cuerpo, el acto de abrazar produce oxitocinas (hormonas que reducen los estados depresivos, disminuyen la ansiedad y aumentan la receptividad hacia las demás personas) y endorfinas (también conocidas como hormonas de la felicidad porque causan una sensación de euforia). Además, abrazar disminuye la presión arterial, aumenta los niveles de hemoglobina y fortalece el sistema inmunológico, lo que, a la larga, reduce el desarrollo de diferentes enfermedades y el surgimiento de infecciones en el cuerpo. Es por ello que las personas que son verdaderemente felices y están alegres casi nunca se enferman.

¿Qué más ocurre en el cuerpo de una persona cuando alguien lo abraza?

LightField Studios / Shutterstock.com

Asimismo, los psicólogos confirman que el contacto físico proporciona emociones positivas y crea un buen estado de ánimo.  Cuando un niño recibe un abrazo, una caricia, o simplemente es tomado por la mano, estimula el desarrollo de una buena salud mental y emocional y, por ende, se adaptan con mayor facilidad a la sociedad. Estos niños son tranquilos, amigables, comprensivos y en la mayoría de los casos no presentan un carácter agresivo.

Quizá te interese: 7 Recomendaciones para tener una desintoxicación emocional y crear un ambiente de paz física y mental

Cuando un niño siente que le falta un abrazo, su desarrollo puede ser lento y pueden presentar anomalías psicológicas. Luego, cuando crecen, estos niños tendrán dificultades para mostrar amor hacia los demás, ya que no están familiarizados con este gesto.

En los adultos, los abrazos transmiten una sensación de seguridad, confianza y placer. Está comprobado que las personas superan las situaciones difíciles de forma más tranquila y aceptan de mejor forma las noticias trágicas si hay alguien que sostiene sus manos, les da un abrazo o simplemente les da una palmadita en la espalda.

Varias encuestas han demostrado que para los hombres es importante tener esa sensación de calidez y seguridad que propocionan los abrazos, mientras que las mujeres se sienten amadas y valoradasal recibir un abrazo.

Generalmente, las personas creativas son quienes suelen ser más emocionales. Es por eso que el contacto físico a través del abrazo o las caricias representa una inspiración para crear nuevas obras maestras. Por ejemplo, el escritor George Simenon tenía la costumbre de visitar un salón de manicura para sentir el contacto agradable de las manos suaves de los empleados del salón de belleza. De igual manera, Picasso a menudo pedía masajes en la espalda y al poco tiempo le surgían ideas nuevas para las creaciones artísticas.

Photographee.eu / Shutterstock.com

En esta era en la que la comunicación virtual es la que domina al mundo, el hecho de mantener contacto físico es un aspecto fundamental. Para muchas personas, es más fácil enviar un emoticón sonriente que encontrarse en físico con alguien y compartir sus emociones.

Cabe destacar que se han llevado a cabo varios experimentos para determinar qué cantidad de abrazos necesita una persona: los niños necesitan al menos ocho abrazos al día, mientras que los adultos necesitan al menos seis. No se recomienda menos de esa cantidad, pero si recibes más abrazos ¡mucho mejor!

Reglas para abrazar:

Hay algunos aspectos que deben tomar en consideración al momento de entrar en contacto físico con otra persona, pues de alguna manera se trata de una invasión a su espacio personal. No todos reaccionan de la misma manera cuando alguien llega a darle un abrazo. Algunas personas pueden tener la reacción opuesta y pueden quedar paralizados.

Por lo tanto, te recomendamos seguir los siguientes pasos:

1. Respeta los sentimientos y deseos de la otra persona.

Si te das cuenta de que la persona no está dispuesta a tener contacto físico o que puede representar un momento incómodo, no insistas y desiste en la idea de abrazar. También debes prestar atención hacia las personas que no son muy afectivas y a las personas del género opuesto en caso de que no sean parientes cercanos.

2. Presta atención a qué tipo de abrazo es el que darás.

A tus parientes y amigos cercanos los puedes abrazar, sostener su cabeza y tocar levemente su espalda. Sin embargo, cuando tengas que abrazar a tus colegas o personas desconocidas, solo basta con tocar ligeramente sus hombros o sus manos.

3. Toma en cuenta los detalles.

Rozar el rostro con una mejilla áspera, tocar la barba o sentir una uña larga en la espalda no son momentos muy agradables que digamos. Así que cuando vayas a abrazar a alguien ten presente esos pequeños detalles.

Syda Productions / Shutterstock.com

Las personas que son amantes de los abrazos establecieron el 21 de enero como el Día Internacional del Abrazo para celebrar este gesto. No obstante, esto no quiere decir que se debe esperar a esa fecha del año para dar un abrazo. Nuestra recomendación es que abracen y reciban abrazos con mayor frecuencia y la mayor cantidad de tiempo posible para que aumenten los niveles de hormonas de la felicidad y sientan esa sensación de bienestar.

Fuente: Aif

QUIZÁ TE INTERESE:

La historia de los dos perritos adoptados en sitios diferentes que no pueden dejar de abrazarse

Las endorfinas pueden rescatarnos de la tristeza y la depresión, de forma totalmente natural


Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.