La filosofía japonesa de la limpieza y el orden tiene 3 principios básicos que cualquiera puede adoptar

Estilo de vida y tendencias

December 19, 2017 14:01 By Fabiosa

La cultura japonesa implica un estilo de vida simple y funcional, intentando vivir sin desorden y sin caos. La cultura tradicional de Japón para el hogar, es la de intentar tenerlo lleno de luz, verdor y el espacio esencial para cada cosa, de manera que representen lo que realmente son.

Todo lo que esté en su espacio tiene que tener un significado y una función e incluso, se intenta que haya cosas que tengan más de una función y así optimizar el espacio. Este es un principio esencial del estilo de vida minimalista de los japoneses del que podríamos aprender muchas cosas. Uno de los componentes más importantes de este estilo de vida son sus tres principios para limpiar y organizar los espacios del hogar. El objetivo: restaurar el balance entre las personas, las posesiones y el hogar en el que se hace vida.

¿Cuál es la diferencia entre la forma típica de limpiar y la japonesa? Estos tres principios fundamentales:

1. Sacar todo y ponerlo en el piso

Suena aterrador, pero es la forma más efectiva para comenzar a organizar y limpiar. La organización japonesa consiste en quedarse solo con lo esencial, por lo que sacar todas las cosas de los armarios y gavetas y tirar todo lo que no sea necesario, será un excelente comienzo para poder reorganizar y limpiar toda la casa.

Además, esta práctica permite que las personas realmente tengan conciencia de las posesiones que ya tienen y así se evita comprar cosas innecesarias o repetidas. También, esto permite botar aquellas que ya no se encuentren en uso por las personas de la casa o de hecho, comenzar a utilizarlas nuevamente.

QUIZÁ TE INTERESE: Los semáforos japoneses no dan el siga con luz verde sino azul, y lo curioso es que se debe al idioma

2. Botar lo innecesario, de donde sea que se encuentre

Es el segundo paso y quizás el más difícil. Se comienza con mirar con detenimiento las pilas de objetos que se han puesto sobre el piso con el primer paso y cuestionarse las razones por la cual aún no se han echado a la basura, regalado o utilizado más activamente.

La filosofía japonesa insiste en limitarse a tener aquellas cosas que realmente se disfruten y que las personas amen utilizar. Solamente reduciendo la cantidad de objetos almacenados en el hogar, será posible reorganizar la casa de una forma única y comenzar a hacer todo el espacio mucho más funcional. Esta técnica también logra optimizar el tiempo que se utiliza para buscar o para guardar objetos.

3. El arte de organizar

Shared by Ufa cleaning (@uborka102) Nov

No se trata de organizar las cosas por color. Se trata de llevar toda la rutina del orden a otro nivel. La gran recomendación japonesa es la de guardar las cosas dobladas para que queden almacenadas de forma vertical y no apiladas horizontalmente. Así, será posible ver todas las prendas al mismo tiempo tal como libros en una repisa. Es más efectivo y se evita sacar todas las prendas para poder mirarlas.

Estos métodos tan sencillos son además muy elegantes y realmente hacen querer vivir en un espacio más desordenado y minimalista. Los japoneses tienen miles de años aplicando esta "magia" y vaya que les ha funcionado de maravilla.

QUIZÁ TE INTERESE: Contraer matrimonio con una novia virtual: una práctica controversial cada vez más popular en Japón


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.