Una pareja de menos de 30 años de edad cada uno adoptó a 7 hermanos huérfanos

Noticias

October 25, 2017 02:45 By Fabiosa

La pareja Clark está conformada por Jessaka, de 25 años y Joshua de 29. Estos jóvenes han estado ya algunos años casados y son los orgullosos padres de Noah, quien celebró recientemente su tercer cumpleaños. Esta ejemplar pareja es muy unida y su amor se basa en que comparten los mismos valores e intereses; ambos tenían un gran deseo de tener una gran familia. Tanto así, que ya en la primera cita Joshua le dijo a su futura esposa que quería tener 10 hijos y ella sonrió y sintió que este era el hombre con el que quería compartir su vida.

Noah fue un gran regalo para ambos, pero la pareja no se detuvo allí. Comenzaron a intentar adoptar a un niño huérfano, ya que ambos deseaban hacer esta gran contribución social y al mismo tiempo formar la gran familia feliz que tanto anhelaban.

Pero la adopción salió un poco diferente a lo planeado. Normalmente, en los orfanatos no es común encontrar hermanos de sangre y es aún menos común, que los adopte la misma familia. Esto se debe a que las familias no se sienten en posición de criar a varios hijos adoptados al mismo tiempo. ¿Pero y qué pasa si no son uno, ni dos o tres, sino siete?

"Los Super 7", así les decían a estos hermanitos en el orfanato. Son siete chicos entre los 5 y los 14 años de edad. Increíblemente, no fueron separados al ser dados en adopción y terminaron todos en el mismo orfanato. Sus padres no podían proveerles lo necesario para sobrevivir y la institución los acogió.

Joshua vio una foto de estos siete chicos y le dijo a su esposa, "¿Y que opinas de siete?" Jessaka pensó que su esposo se refería a la edad y ella le respondió que no tendría problemas en adoptar a un niño de 7. Pero el siguiente comentario de su esposo la dejó boquiabierta:

Quizá te interese: No podían tener hijos, así que adoptaron sin avisarle a su familia… ¡y llegaron con la sorpresa!

"Bueno, un niño de 7 estaría bien, pero no me refería a eso. Me refiero a qué opinas de adoptar a siete niños."

Los Clark pensaron y conversaron toda la noche, pero al ver esos lindos 7 pares de ojos, no lo dudaron más. Inmediatamente empezaron a sentir que esos hermanos serían sus hijos y comenzaron a visitarlos. Increíblemente, los siete hermanitos comenzaron a decirles "mamá" y "papá", lo cual les dio aún más determinación para lograr adoptarlos. Y aunque la casa de Joshua y Jessaka era pequeña lograron acomodar un cuarto para las 4 niñas, otro para los 4 niños y uno para el matrimonio. En apenas 6 meses lograron obtener los documentos oficiales de adopción.

Una vez que la familia feliz estaba unida, María, la mayor de los 7 hermanos, le contó a sus padres que "Super 7" eran en verdad 8. Tenían a otra hermana viviendo adoptaba con otra familia. Pero tenían que demostrarle a las autoridades que era realmente lo mejor para esta octava hermana.

Desafortunadamente, hasta ahora no ha sido posible para los Clark lograr la adopción. Las autoridades dicen que la casa es muy pequeña para adoptar a una chica más. Pero esto puede cambiar, ya que un amigo de la familia ha organizado una campaña para recoger fondos y lograr que los Clark puedan mudarse a una casa más grande. La recolecta ha sido un éxito hasta ahora y la cantidad recogida sigue creciendo.

Adoptar, es una decisión muy compleja, pero una pareja que realmente se ama y que tiene un corazón lo suficientemente grande para amar a los niños es algo realmente hermoso. Jessaka y Joshua tienen un corazón especialmente gigantesco.

Fuente: Jessaka Clark / Facebook

Quizá te interese:

Estuvieron juntos durante 40 años, tenían 2 hijos, pero eso no les impidió adoptar otros 88