ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Hashimoto no es un nombre común, es una enfermedad que podría afectar seriamente nuestra salud

Date September 18, 2017 13:25

¿Has escuchado hablar alguna vez de Hashimoto? No es el nombre de un personaje de los filmes de Akira Kurosawa, es la designación de una enfermedad. Hashimoto, también conocida como tiroiditis linfocítica crónica o tiroiditis crónica, es una enfermedad autoinmune. Al padecerla, el sistema inmunológico ataca la glándula tiroides. Hashimoto genera la disminución en la producción de hormonas tiroideas, una condición conocida como hipotiroidismo.

Los médicos no saben la causa exacta de la enfermedad de Hashimoto. Algunos de ellos creen que un virus o una bacteria causa este mal; mientras otros piensan que los factores genéticos están en juego.

Te recomendamos: Es una de las enfermedades que más causa infertilidad en las mujeres, pero pocas saben acerca de ella

Factores de riesgo:

Género

El riesgo para las mujeres es 7 veces mayor que para los hombres.

Edad

La enfermedad generalmente se desarrolla cuando el paciente es de mediana edad, aunque puede desarrollarse en cualquier momento de la vida.

Padecer otras enfermedades

Las enfermedades autoinmunes, tales como la diabetes tipo 1, el lupus y la artritis reumatoide.

Exposición a la radiación

Por lo general, toma años para que la enfermedad empiece a mostrar cualquier síntoma, pero uno muy común, que aparece temprano, es el bocio. Se trata de la ampliación de la glándula tiroides. Si tienes esto, puedes notar una hinchazón en la parte delantera del cuello. Generalmente esto no es doloroso, pero puede causar problemas con la respiración y la deglución.

También puedes leer: ¿Quieres prevenir las enfermedades cardíacas? Adopta estos hábitos y protege a tu corazón

Otros síntomas:

    • Estreñimiento
    • Piel seca y pálida
    • Voz ronca
    • Colesterol alto
    • Depresión
    • Debilidad de los músculos inferiores del cuerpo
    • Fatiga y lentitud
    • Intolerancia al frío
    • Perdida de cabello
    • Períodos irregulares o pesados
    • Dificultad para quedar embarazada

Si presentas estos síntomas, tu médico te ordenará algunas pruebas para determinar la presencia de Hashimoto. Estos exámenes incluyen las hormonas tiroideas y las pruebas de la hormona estimulante de la tiroides (THS).

Si la tiroides está funcionando correctamente, es muy probable que no se requiera tratamiento, pero tendrás que hacerte análisis de sangre regulares para asegurarte de que los niveles hormonales están bien.

Si se detecta deficiencia de hormona tiroidea, es posible que necesites terapia de reemplazo de la hormona tiroidea (tiroxina). Para ello, los médicos utilizan el análogo sintético de la tiroxina, llamada levotiroxina. Tendrás pruebas anuales (o incluso más regulares) de THS para asegurarte de que la dosis de levotiroxina sea la correcta. Antes de comenzar el tratamiento, también tendrás que hablar con tu médico sobre otros medicamentos que estás tomando, para asegurarte de que no interfieran con la terapia de reemplazo hormonal de la tiroides.

Si el hipotiroidismo causado por la enfermedad de Hashimoto no se trata, puede desencadenar varias complicaciones, entre ellas:

  • Problemas del corazón
  • Aumento de los niveles de colesterol malo
  • Problemas de salud mental (depresión, disminución de la libido y del rendimiento cognitivo)
  • Anemia (recuento bajo de glóbulos rojos)

Recuerda siempre que ante cualquier malestar o síntoma extraño, lo más recomendable es acudir al médico. A tiempo, las enfermedades tienen muchas más probabilidades de sanar.

Fuente: HealthLine

Es importante aclarar que toda la información contenida en Perfecto Gurú tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.