ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Pensó que estaba embarazada, pero pasaron 3 años y su “bebé” no nacía – entonces se enteró

Date October 4, 2016 14:54

En 2013, una mujer de Belfast, Irlanda, llamada Margaret McMahon, visitó a su médico porque su estómago estaba hinchado y sufría de dolor constante.

El primer diagnóstico que recibió fue que padecía el síndrome del intestino irritable, una enfermedad bastante incómoda y común. Pero Margaret no sentía que se tratara de una hinchazón normal, más bien sentía como si estuviera embarazada, su vientre parecía un globo y no paraba de ir al baño.

Para ese entonces, Margaret ya tenía dos hijos, y todo el asunto le parecía un embarazo perpetuo, pero el bebé nunca quiso salir.

thesun/Caters News Agency

Pasó 2 años de sufrimiento con dolor crónico en cadera y espalda baja, y finalmente comenzó a sospechar que el síndrome del intestino irritable era un diagnóstico equivocado.

Su situación había empeorado, la presión sobre la vejiga ya era grave y el dolor abdominal bastante agudo. La vida de Margaret estaba lejos de ser normal, y terminó renunciando a su trabajo.

Finalmente, Margaret insistió en que le realizaran un examen completo y una tomografía computarizada. Los resultados revelaron una gran masa en el abdomen, que resultó ser un fibroma uterino no canceroso.

thesun/Caters News Agency

Los fibromas son comunes en las mujeres mayores de 30, pero generalmente son pequeños. Cuando llegan a ser más grandes, los pacientes pueden experimentar períodos fibroides pesados, estreñimiento, dolor pélvico y dolor durante las relaciones sexuales.

acebook

Pero el destino quiso que Margaret McMahon fuera la excepción desafortunada, esa masa de 18 centímetros creció al tamaño de una sandía. Lamentablemente, 3 años de diagnósticos erróneos derivaron en una histerectomía inevitable.

Margaret finalmente pudo reiniciar su vida. Tanto que pudo irse de vacaciones con su familia.

acebook

Analizando la terrible experiencia que le robó 3 años de su vida, Margaret culpa a la falta de información sobre los fibromas anormales por sus tres años de "embarazo" y espera que su historia repercuta positivamente en la educación médica y contribuya a la salud y el bienestar de las mujeres en todo el mundo.