ANIMALES

Las 15 frases más inolvidables de Emiliano Zapata

Date October 23, 2016 13:29

Emiliano Zapata nació el 8 de agosto de 1879 en Anenecuilco, estado de Morelos (México). Fue uno de loslíderes militares y campesinos más importantes de la Revolución mexicana y un símbolo de la resistencia campesina en México. Como parte del movimiento revolucionario, estuvo al mando del Ejército Libertador del Sur. También fue conocido como el «Caudillo del Sur».

plumaslibres

Hoy os voy a presentar las frases más inolvidables de Emiliano Zapata:


  • El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre pero que no grite cuando lo pisen.
  • Si quieres ser ave, vuela, si quieres ser gusano, arrástrate, pero no grites cuando te aplasten.
  • La ignorancia y el oscurantismo en todos los tiempos no han producido más que rebaños de esclavos para la tiranía.
  • Perdono al que roba y al que mata, pero al que traiciona, nunca.
  • Los enemigos de la patria y de las libertades de los pueblos, siempre han llamado bandidos a los que se sacrifican por las causas nobles de ellos.
  • Prefiero morir de pie que vivir siempre arrodillado.
  • Muchos de ellos, por complacer a tiranos, por un puñado de monedas o por cohecho o soborno, están traicionando y derramando sangre de sus hermanos.
  • Quiero morir siendo esclavo de los principios, no de los hombres.

lasficheras

  • La nación mexicana es demasiado rica, pero esa riqueza, ese caudal de oro inagotable, perteneciendo a más de quince millones de habitantes, se halla en manos de unos cuantos miles de capitalistas y de ellos una gran parte no son mexicanos.
  • Voy a decir verdades amargas; pero nada expresaré a usted que no sea cierto, justo y honradamente dicho.
  • Es tiempo de retirarse, es tiempo de dejar el puesto a hombres más hábiles y más honrados. Sería un crimen prolongar esta situación de innegable bancarrota moral, económica y política.
  • Yo estoy resuelto a luchar contra todo y contra todos sin más baluarte que la confianza y el apoyo de mi pueblo.
  • La tierra volverá a quienes la trabajan con sus manos.
  • Aguardamos la hora decisiva, el momento preciso en que los pueblos se hunden o se salvan.
  • La tierra es para quien la trabaja.